Una de las reglas básicas para mantener una buena organización en casa es tener los objetos que utilizamos en cada estancia, justo en ese lugar. Es decir, en el baño debemos tener toallas, secamanos, jabones, papel, albornoz y todo aquello que necesitemos. Todo almacenado en la misma estancia, por pequeña que sea podremos hacerlo ya veréis. ¿De qué sirve tener las toallas almacenadas una tras otra en un dormitorio? De nada, acabaremos lavando y volviendo a utilizar siempre la misma.

¡El baño para las cosas del baño! Créenos, es un detalle sin importancia que mejorará tu calidad de vida.

Siendo realistas, no necesitamos estancias demasiado grandes para el baño, es mejor invertir ese espacio en otras habitaciones. Con estos trucos, por pequeño que sea tu baño, tendrás la sensación de que es enorme. ¡Realiza estos pequeños cambios y verás!

  • Suelos y revestimientos. Trata de que sean lisos y claros, evita las grandes cenefas típicas de baño. Menos, es más. Con suelos y paredes claras tu ojo creerá que la estancia es más amplia.
  • Si no quieres hacer reforma, ¿sabías que hay pinturas aptas para azulejos? ¡Todo es ponerse!
  • Nada en el suelo y cuando decimos nada, es nada. Ni varilla para el WC ni muebles apoyados, ni cesta de la ropa. ¡Nada!
  • La mampara de la bañera o ducha ha de ser transparente (o semi), da igual si es de cristal o de plástico.
  • Utiliza textiles claros como blancos, beiges o tonos tierra…
  • Lee estos consejos para comenzar una reforma en un baño pequeño sin gastar mucho dinero.
  • Un buen detalle, para dar “alegría” y personalidad a la habitación es llenar una única pared de marcos (sin nada dentro) dorados, plateados, de madera lisa o de algún color pero que todos vayan en la misma línea de colores. ¡Mucha personalidad!
    También, para rizar el rizo, puedes dividir las paredes en dos mitades. La primera con azulejo o ladrillo9 y la segunda con un papel pintado con motivos pequeños que, de vida, alegría y un toque diferente a la estancia. ¡Atrevámonos! Somos muy aburridos a veces…

Por último, contrata aquí un seguro de hogar que te cubra ante cualquier imprevisto… ¡Nunca se sabe!