El amigo invisible se enmarca dentro del “top ten” de regalos que tenemos que trabajarnos, ¡no vale cualquier cosa! La mayoría de nosotros fijamos un presupuesto máximo (que no suele ser muy alto) y algunas directrices para que todos los participantes juguemos con las mismas cartas. Hablamos de un presupuesto bajo porque solemos celebrar el amigo invisible en casa con la familia, amigos propios y de nuestra pareja y hasta incluso con los compañeros de trabajo, ¡esto se nos va de las manos!

Por ello, toca sacar a relucir toda la creatividad que llevamos dentro y tratar de sorprender y dejar huella, ¡qué tu regalo no pase desapercibido! Si todos jugamos con las mismas cartas, ¿qué baza será la ganadora? Sin duda, ¡la creatividad! 

  • Ropa interior roja para Nochevieja.
  • Álbum de fotos personalizado (quizá algo “manido” o demasiado visto).
  • Un libro, ¡un clásico que siempre triunfa! 
  • Si tiene algún deseo, ¡no dudes en cumplirlo!
  • Un vale por una comida en un restaurante que le guste, ¡experiencia!
  • Pack gourmet, ¿qué mejor que sorprender con los sentidos? Un vino especial, chocolates, mermeladas…
  • Un objeto de decoración de hogar para que nunca se olvide de ti. Por ejemplo, una lámina de diseño o una planta decorativa de interior que tenga que cuidar al igual que vuestra amistad. 
  • Agenda para el año siguiente. Que sea diferente y creativa no la primera que encuentres.
  • Pijama, zapatillas… ¡calor de hogar!
  • Edición limitada de un álbum de música, película o serie que le guste.
  • ¡Calcetines molones! Por ejemplo, los hay que vienen en forma de bandeja de sushi…
  • Todo lo necesario para que tome un coctel a tu salud. 
  • Mapamundi para poner chinchetas o rascar cada país que visites. ¡Cuidado que vicia!

¿Por qué será que nos gusta más regalar a que nos regalen? Ver la cara de la persona que regalamos solo es comparable con el proceso de buscar el regalo, ese nervio que nos entra cuando no encontramos nada que se acople a nuestra idea pero, finalmente, siempre damos con algo. Un truco para que siempre hagas el mejor regalo es disfrutar del proceso y dejarte sorprender, ¡nunca se sabe dónde hallarás la idea!