Proteger tu hogar de accidentes es sencillo si contratas un buen seguro de hogar. Pero hay incidentes que se pueden dar fuera del hogar en los que también te puedes sentir amparado a través de este tipo de seguros.

Te ponemos un ejemplo: imagina que paseas con tu hijo por la calle. El niño juega con una pelota, una situación de lo más cotidiana que podemos observar cada día.

En un descuido, el balón se escapa al darle una patada e impacta contra el cristal de un establecimiento. Muchas personas se pueden preguntar: “si mi hijo ha roto el cristal de una tienda de un balonazo ¿qué tengo que hacer?

Para contestar a esta pregunta existen varios datos que debes conocer y tener claros:

  • Si bien contratar un seguro de hogar puede darte gran tranquilidad ante determinados incidentes ocurridos dentro de tu casa, como un incendio, un robo, etc., tu casa, puede causar daños a otras personas: dejar un grifo abierto en tu hogar puede provocar una inundación que afecte a algunos de tus vecinos, por ejemplo. Tú, como propietario del inmueble, serás responsable de los daños que hayas provocado a terceros.
  • El ejemplo anterior conlleva lo que se denomina comúnmente como “responsabilidad civil inmobiliaria” que se refiere a los daños provocados a terceros de los que tú eres responsable como propietario de la vivienda en sí y que suele estar amparada por los diferentes seguros de hogar.
  • Pero además, los seguros de hogar suelen incluir, entre otras cosas, la denominada  “responsabilidad civil familiar”, que ofrece cobertura a las indemnizaciones a terceros que puedan corresponder por los actos de los miembros de la familia del asegurado que convivan en el mismo domicilio. Esta es la cobertura que puede ayudarte en el ejemplo dado al comienzo de este artículo,  si tu hijo rompe un cristal de una tienda con un balón.

Ten en cuenta cada compañía aseguradora define de forma diferente a quien se considera asegurado, por lo que te puedes encontrar con que la responsabilidad civil familiar no incluya, aunque residan en tu mismo domicilio, a tus padres o a tus hijos a partir de una edad. Por ello, te recomendamos que plantees tus dudas a un asesor profesional e independiente, como Seguros El Corte Inglés Correduría, para que te ofrezca aquello que mejor se adapte a tus necesidades.