El Xeropaisajismo se basa en recrear paisajes con plantas xerófitas o xerofíticas. Nos referimos a plantas que están muy acostumbradas a sobrevivir en condiciones climatológicas extremas como la escasez de agua y el exceso de sol. Cactus y aloe vera, saguaros, cirios y demás plantas consideradas como desérticas son las que se enmarcan en esta categoría. Debido a la poca atención que necesitan están cada vez más presentes en la decoración de interior y exterior de nuestros hogares.

Si estás pensando en decorar tu terraza o patio con plantas, pero no quieres tener que invertir demasiado tiempo semanal en su mantenimiento, el Xeropaisajismo está para servirte. Por cierto, ¿conoces Dessert City? Está en Madrid y te va a encantar.

Las plantas xerófitas, tienen determinadas características comunes como sus tonalidades verdosas, sus pinchos, la floración y la gran capacidad para suministrar su sustento. Son unas supervivientes natas que, además, te harán tener un jardín precioso que no necesite de mucho mantenimiento.

Algunas de las claves del Xeropaisajismo son:

  • El paisaje requiere una muy baja demanda de agua.
  • Los suelos en los que se apoyan son áridos y el clima de la zona suele ser seco.
  • Puede alternarse con piedras decorativas, madera, barro, azulejos o gravilla y crear así formas curvadas o geométricas.
  • Las plantas con hoja NO tienen cabida en estos paisajes.
  • Ideal para dar lugar a jardines minimalistas.
  • La creatividad es fundamental para su diseño. 
  • Los Xeropaisajes suelen velar por la sostenibilidad.
  • Válido tanto para exterior como para interior.
  • No necesitan mucho mantenimiento.
  • Las raíces son muy largas y profundas para poder aprovechar la poca agua que

Ahora, todos tus familiares y amigos querrán celebrar las barbacoas siempre en tu jardín. Ten un buen seguro de hogar para tenerle también a salvo.