Uno de los caprichos más maravillosos que todo hogar debería llevar a cabo es el de disponer de flores frescas todas las semanas. No es necesario gastar grandes sumas de dinero, ya que podemos ser nosotros mismos quien plantemos y cuidemos esas plantas durante el año, o podemos descubrir lugares para recolectarlas (siempre con permiso y en cantidades mínimas).

Cada época del año, al igual que pasa con los alimentos de temporada, podemos disfrutar de unas flores u otras y, por ello, lo recomendable es que nos adaptemos a ello (sin renunciar a nuestro gusto personal, por supuesto). En este sentido, hoy vamos a hablar de algunas flores de otoño que no pueden faltar en casa.

Comienzan los meses húmedos y, aunque siempre pensemos que las flores con grandes colores nacen en primavera, nada más lejos de la realidad. Muchas de ellas son de las más bonitas que la naturaleza nos ofrece durante todo el año como por ejemplo:

  • Hortensia: en otoño, no hay jardín que no disponga de estas maravillosas flores en zonas húmedas como por ejemplo en el País Vasco o Navarra. ¡Preciosas! Azules, lilas, rosas…
  • Dalia: originaria de México nos aguantará hasta las primeras heladas. Evita poner maceteros demasiado llamativos ya que su color y pétalos han de adquirir todo el protagonismo.
  • Amaranthus: su color es una mezcla entre burdeos, morado y frambuesa. Y su forma alargada es tan diferente a las demás… Flores aptas para las amantes de la flor de lavanda en verano. Además son muy originales. Perfectas para un centro de mes, además tienen un punto aromático.
  • Jacinto: otra de las flores otoñales por excelencia con sus tonos lilas, rosas, azules y blancos. Aunque, sin duda, es su aroma el que gana todo el protagonismo.
  • Crisantemo: en Japón esta flor es sinónimo de “larga vida”. Su variedad de colores es infinita. Si tenemos las flores en un jarrón pueden llegar a durarnos hasta 3 semanas si cambiamos el agua y cuidamos.

De las cinco flores anteriores, ¿con cuál os quedaríais? Sea cual sea, vuestro hogar lucirá estiloso este otoño y vuestras visitas quedarán encantadas.