Uno de los alimentos más saludables y que debe estar incluido en nuestra dieta es el pescado. Al cocinarlo, puede surgir un problema muy común: que el pescado se pegue.

Si las artes culinarias no son lo tuyo y alguna vez has intentado cocinar pescado pero el resultado no ha sido bueno, ni en el aspecto y sabor del alimento, ni para tu cocina que ha podido terminar “hecha unos zorros”, toma nota de las siguientes indicaciones que te proponemos a continuación.

Si quieres proteger tu cocina de quemazones, comida reseca e incrustada y, a la vez , deseas obtener un plato sabroso una vez elaborado, lee atentamente y aprende a saber qué hacer para que el pescado no se pegue:

  • Antes de nada comprueba que el problema no reside en el estado de tus sartenes o de tu plancha. Asegúrate de que no están envejecidas y desgastadas. Si es así, es posible que el problema de que se te pegue el pescado provenga de este motivo.
  • También debes comprobar que no te dieron gato por liebre al venderte una sartén o una plancha con una superficie de cerámica que en realidad no es tal.
  • Aún con todo, puedes colocar papel de horno sobre la superficie de sartenes o planchas cuando te dispongas a cocinar con ellas. Este es antiadherente. Cocinar pescado sobre papel de horno colocado sobre la plancha o en la sartén, te permitirá que el pescado no se pegue y se cocine al punto exacto sin problema.
  • Puedes impregnar algo de aceite sobre el papel con un pincel.
  • Para evitar que el pescado se pegue y para proteger la cocina de suciedad, debes tener en cuenta que si una de las partes del mismo no está protegida por su piel, deberá estar menos tiempo en contacto con la superficie caliente de la sartén o la plancha.
  • Da un golpe de calor con fuego alto por la parte del pescado no protegida por la piel, lo justo para que se dore. Después baja el fuego, da la vuelta al pescado y termina de cocinarlo por la parte donde la piel protege la carne.
  • Un último truco para evitar que el pescado se pegue, es dar un primer golpe de calor en la sartén para dorarlo, y,  finalmente terminar de cocinarlo dentro del horno unos pocos minutos.

Estar en casa con tranquilidad sin tener que echarte a temblar cada vez que pienses que tienes que cocinar, es posible si sigues consejos tan sencillos de aplicar como estos que te hemos mostrado.