Si eres de esas personas, que disfrutan como nadie, celebrando tu amor el 14 de febrero, sorprende a tu amado o amada con originales regalos para San Valentín caseros, hechos por ti mismo. Por una vez, descarta los típicos regalos de San Valentín y ponle algo de imaginación y originalidad.

Los regalos para San Valentín caseros poseen un valor añadido al que ya tienen de por sí los obsequios, que siempre se hacen para agradar a otros. Pero un regalo hecho con tus propias manos encierra, además, una implicación personal, un cariño y un sello único que no poseen otros objetos comprados, por muy caros que sean.

¿Crees que no eres capaz de hacer regalos para San Valentín caseros? Te equivocas. Presta atención a estas ideas, que te ofrecemos a continuación:

  • Tarjeta regalo: en cualquier papelería puedes adquirir tarjetas regalos de San Valentín. Las hay de todo tipo y tamaño. Pero, también, puedes fabricar una tarjeta tú mismo. Una simple cartulina doblada, una cita romántica y personal y una decoración hecha con tus propias manos, encantará a tu pareja.
  • Taza blanca: escribe con pintura especial para cerámica una frase romántica de tu puño y letra sobre la superficie de una taza blanca. Por ejemplo, puedes escribir lo siguiente: “Quiero desayunar cada mañana junto a ti”. Pinta un corazón rojo al lado y sorprende a tu pareja llevándole el desayuno a la cama. Las tostadas en forma de corazón serán todo un detalle.
  • Collage con fotos: compra un marco grande para fotos y realiza un collage eligiendo las fotografías de pareja que describan vuestra historia. Puedes superponer unas con otras, recortarlas y escribir palabras o frases con las que ambos os sintáis identificados como nombres de lugares que signifiquen mucho para ambos, motes cariñosos, fechas señaladas, etc.

No lo dudes. Los regalos para San Valentín caseros contienen en su esencia tantas dosis de cariño, que no importa el resultado. Tu pareja se deshará de ternura sólo con imaginar el esfuerzo realizado. Y piensa que, si aun así, crees que tu manualidad para San Valentín ha resultado un desastre, siempre puedes acompañarla de un buen regalo comprado como un anillo, un reloj, un viaje, etc.