Cada vez es más común que en las camas de nuestras casas reinen los edredones nórdicos https://www.elcorteingles.es/hogar/nordicos/. ¿Por qué? Pues porque son ligeros, muy calentitos y encima son comodísimos para hacer la cama. Nos hemos liberado de las pesadas mantas y nos hechos súper fans de esta prenda.

Seguro que si tienes uno tendrás fundas nórdicas para la cama, pero solo tienes un relleno. ¿Y sabes que hay que limpiarlo? ¿Lo haces como es debido? Porque por mucho que cada semana laves la funda, también debes hacer un correcto mantenimiento del relleno.

Cada cuanto necesito limpiar el nórdico

Según recomiendan los experto fabricantes de estos tejidos, el relleno del nórdico se puede lavar una vez por temporada, aunque siempre será en función de la suciedad que tenga. Pero las fundas nórdicas si es necesario lavarlas al menos una vez por semana para mantener una correcta higiene.

Cómo lavar el nórdico en la lavadora

Lo mejor y más óptimo es llevar el nórdico a la tintorería y pero si decides hacerlo tú mismo elige en tu lavadora un programa específico para ropa delicada a una temperatura máxima de 30º C. y un centrifugado normal entre 800 y 1.000 revoluciones para los de plumas.

En el caso de los sintéticos puedes lavarlo con una temperatura de hasta 45º C. con un centrifugado a 1.200 revoluciones.

Para el lavado utiliza un detergente líquido suave y específico ropa delicada ya que el jabón en polvo tiene grumos que pueden depositarse no solo en el relleno, sino también en la lavadora e incrustarse y dañar a la larga el electrodoméstico. Y eso sí nunca uses suavizante.

Cómo influye el tipo de relleno para lavarlo

Los nórdicos suelen ser de dos tipos: sintéticos y de plumón.

Los nórdicos de plumón, son los denominados naturales. Su relleno está compuesto por plumones de ave, normalmente, de patos o de oca. El plumón o duvet es el copo, que es la parte más ligera de la pluma y que aporta mejor capacidad aislante y de transpiración. Y lo que comúnmente se denomina como pluma, aun siendo de calidad, tiene una parte de caña que ni transpira ni aísla como el plumón".

Los nórdicos sintéticos son los llamados de fibra, que suelen ser de poliéster. Del mismo modo, que los naturales, existen múltiples tipos de fibras que pueden resultar parecidas, pero su calidad puede variar mucho. Normalmente los rellenos sintéticos están fabricados con tejidos suaves y ligeros, y son tratados para conservar la fibra interior en perfectas condiciones y asegurando un óptimo rendimiento.

Para lavar un nórdico correctamente, debes seguir las instrucciones del fabricante, como haces con cualquier prenda de ropa, ya que la confección de cada nórdico tiene sus especificaciones y cuidados especiales. Por lo general, lo que se recomienda para el relleno nórdico de plumas es lavar en tintorería y en seco para que mantenga sus propiedades naturales.

Y si tienes una lavadora de gran capacidad, con un programa específico para lavados delicados, y siempre que el fabricante lo recomiende se puede lavar en una lavadora en casa https://seguros.elcorteingles.es/hogar.

En el caso de los rellenos nórdicos sintéticos, no tendrás que lavarlos más que una vez por temporada si los aireas un poco cada mañana para que pierdan la humedad acumulada por la noche, aunque este tipo de nórdico puede lavarse en varias veces a lo largo del año sin problema.

Cómo seco el nórdico

Si vas tender el nórdico al aire libre debes colocarlo en la sombra, sobre todo si es de plumón, ya que "a luz solar puede dañar la pluma provocando manchas. Antes de sacarlo de lavadora https://seguros.elcorteingles.es/blog/trucos-hogar/trucos-limpiar-lavadora es recomendable hacer un centrifugado para que salga toda el agua que pueda haber absorbido la prenda. Cuando lo pongas a tender cuélgalo lo más horizontalmente posible, para asegurarte de que el contenido no se mueve ni se desplaza hacia abajo.

Si tienes secadora también podrás usarla para secar el nórdico. Eso sí, siempre siguiendo las instrucciones del fabricante y seleccionando una temperatura media/baja

Como truco extra, puedes poner pelotas de tenis en el tambor de la secadora, pero metidas dentro de un calcetín o media, no sueltas, para evitar el deterioro en la prenda y de la máquina.

Este truco es muy recomendable en el caso de nórdico de plumas, ya que las pelotas golpearán el edredón suavemente con la rotación de la secadora, y ayudarán a que el edredón recobre su esponjosidad y el relleno de plumón se distribuya bien. Eso sí, las pelotas deben estar limpias, a ser posible nuevas.