El agua oxigenada no solo sirve para desinfectar heridas, sino que, ¡sirve para mucho más!  ¿Alguna vez se te habría ocurrido utilizarla para limpiar determinadas superficies? Te contamos todos los trucos que puedes llevar a cabo en casa.

  • ¡Mujeres! ¿Verdad que es un fastidio cuando quedan rastros de maquillaje en los cuellos de nuestras camisas o blusas? En ocasiones, nos damos cuenta hasta después de lavadas. ¡Se acabó! Deja esa zona en remojo con agua oxigenada durante unos minutos y luego vuelve a lavar.
  • ¡Exactamente igual con las manchas de sangre! Un granito, una herida, una rozadura… A veces podemos tener alguna mancha de sangre inesperada en la ropa y, cuando nos damos cuenta, somo incapaces de eliminarla. Pues, ¡ahora ya sabes cómo!
  • Este producto milagroso también es infalible para limpiar las manchas de vino tinto en la ropa. ¡Son odiosas!
  • En ocasiones, nuestra lavadora desprende cierto olor e incluso, si no se ha limpiado en mucho tiempo, puede llegar a tener moho y nuestras prendas, a parte de salir algo sucias, tendrán olor a humedad. ¿Cómo evitarlo? Mezcla agua oxigenada con otras sustancias que te contamos aquí y… ¡lavadora nueva!
  • Un accidente que a todos nos ha ocurrido alguna vez, bien por no controlar la temperatura o bien por un descuido, es el de haber quemado alguna prenda de ropa con la plancha. ¿Verdad que se queda una mancha horrible sobre la superficie de la plancha? De inmediato debes desenchufar la plancha y rociar la zona con agua oxigenada para, posteriormente, tratar de ir retirando las manchas del metal con la ayuda de un papel, por ejemplo, periódico.

¿Qué te parece? Seguro que muchos de los trucos no los conocías y, a partir de ahora, comenzarás a tener más en cuenta aquel producto que solo utilizabas para limpiar heridas…

Un hogar limpio es calidad de vida. Un hogar seguro, también.