Puedes tener una cocina grande y tener el espacio muchísimo peor aprovechado que una cocina pequeña en la que siempre tratamos de economizar más cada centímetro. Pues bien, toma nota de estos trucos para que te quepa todo lo que necesites y, además, logres tenerla ordenada y bien estructurada. ¿Cómo? Muy sencillo, créenos.

  • Instala armarios arriba y abajo, da igual como sean, lo importante es que cubran la función de almacenaje y sean de tu gusto. Como consejo, si son lisos, más tarde lo agradecerás porque se limpian mejor.
  • Coloca en las partes más altas aquellos utensilios que utilizas menos a menudo. Por ejemplo: sartenes o fuentes grandes, termos de café y ese tipo de cosas, aunque, como consejo, es mejor para evitar peligros colocar las cosas de mucho peso más arriba.
  • Ordena los armarios por categorías: zona de desayuno y merienda, alimentos perecederos que no necesitan nevera, conservas, productos enlatados, pastas y arroces.
  • Todo lo anterior, metido dentro de botes de cristal será más vistoso y cómodo. Además, los alimentos se mantendrán mejor y evitaremos que se desperdiguen por los cajones. Muy importante para no provocar la visita de seres que no queremos en casa…
  • No tengas nada en las encimeras, únicamente sal y azúcar. Trata de que estén limpias, en todo caso, coloca utensilios colgados en la pared. Tener todo escondido da sensación de amplitud, limpieza y orden.
  • Puedes tener baldas en paredes en las que no se puedan instalar armarios. Ahí puedes colocar la vajilla de diario. No tengas mucha cantidad, lo justo, así también evitarás romper demasiadas cosas…
  • Coloca estantes adicionales en el interior de los muebles. Así aprovecharás todo el espacio. Existen diversos formatos y ayudan a crear varios pisos dentro de un mismo estante.
  • Ordena siempre las sartenes una dentro de la otra y, si tienes la oportunidad, instala algún método para que estén siempre colgadas.
  • Aprovecha la parte interna de las puertas. Ahí puedes colgar estantes estrechos que te servirán para, por ejemplo, papel de cocina, papel de aluminio, especias, tablas de madera para cortar…
  • Las mesas plegables son una muy buena opción para aprovechar el espacio y utilizarlas solo cuando se necesite. La verdad, tener una mesa en la cocina es una de las mejores inversiones, lo agradecerás por su comodidad.
  • Contrata un seguro de hogar, en la cocina suelen producirse incendios, averías de tuberías y demás situaciones…

Casa ordenada, felicidad asegurada amig@s.