Es imprescindible que conozcas unos cuantos trucos para que no destiña la ropa. Sólo así, lograrás evitar que tus prendas se estropeen.

¿Cuántas veces te ha ocurrido que al sacar la ropa de la lavadora, la colada entera se ha teñido de otro color? Evita llevarte sustos como ese, conociendo y poniendo en práctica algunos trucos para que no destiña la ropa y cuidar las prendas de tu hogar.

  • Antes de nada, debes comprobar la información, que todas las prendas contienen en sus etiquetas. En ellas, se indica el modo más adecuado de lavado (a mano, limpieza en seco, a máquina, temperatura del agua, etc.) sobre todo si es una pieza nueva que no hemos lavado y conviene hacerlo antes de estrenarla.
  • Si tienes dudas sobre si una prenda puede o no desteñir, un buen truco es ponerla en remojo sumergiéndola en agua con sal. Así, podrás comprobar si la prenda, efectivamente, destiñe antes de meterla en la lavadora con el resto.
  • Selecciona las prendas, que vas a lavar juntas. No mezcles prendas blancas con prendas de color. Debes separarlas bien antes de introducir las prendas en el tambor de la lavadora. Cuidado con prendas de pequeño tamaño y de color, que se camuflan entre las blancas de mayor tamaño ocultándose. Si no las detectas, pueden arruinarte la colada.
  • Cuando el programa de lavadora haya terminado, procura no dejar mucho tiempo la ropa en el tambor mojada. Si alguna prenda ha desteñido, evitarás que el color se fije aún más en el resto de la ropa, si la estiras y aún húmeda tratas de eliminar la mancha de color.
  • Otro de los trucos para que no destiña la ropa, es que la laves con agua fría o algo templada, pero no caliente.
  • También, puedes comprar en el supermercado productos, que estabilizan el color de las prendas, y evitan que aquel se mezcle.

Si con todos estos trucos para que no destiña la ropa, alguna vez no logras evitar el desastre, fíjate en este método casero para enmendar el error. Hierve agua con hojas de laurel durante un cuarto de hora. Una vez que el agua se haya enfriado, saca las hojas del agua e introduce en ella durante una hora la prenda manchada. El resultado te sorprenderá.