¿Alguna vez has ido a abrir la nevera y ¡zas! aparece un mal olor que invade toda la cocina? A pesar de las mil precauciones, es inevitable tener un pequeño descuido y dejar un producto demasiado tiempo en la nevera y que se ponga malo. Este accidente tiene una solución rápida. Deberás sacar el alimento, cuanto antes, y limpiar correctamente la zona.

Trucos para quitar el mal olor de la nevera

En ocasiones, es necesario realizar una limpieza total de la nevera, es decir, deberás apagarlo y descongelarlo. A continuación, retira todos los artículos y descarta todos aquellos alimentos que hayan caducado. Para esta limpieza profunda del electrodoméstico, lo recomendable es que mezcles agua caliente con bicarbonato de sódico y vayas enjuagando todas las partes y seques bien todas las zonas.

Tras realizar esa limpieza, podrás utilizar una serie de trucos que te ayudarán a eliminar o reducir los malos olores de la nevera:

  • Pon un limón partido en dos mitades con algunos clavos (especia) colocados en su pulpa.
  • Coloca un vaso con café molido. Ten en cuenta que el olor a café quedará instalado en el interior de la nevera, por lo que elige uno que te guste.
  • Utiliza granos de avena como un absorbente de olores. Deja un tazón de granos de avena en tu nevera.
  • Deja un trozo de carbón vegetal. Los olores deberán desaparecer en unos días.
  • Bicarbonato de sodio en un recipiente. Con este remedio cumplirás dos objetivos, reducir la humedad que se encuentra en el interior de la nevera y eliminar los malos olores.

Y recuerda, lo más importante, para evitar los malos olores, es proteger todos los alimentos, que vayas a meter en la nevera. Para ello, usa recipientes cerrados herméticamente, que mantienen a los productos frescos por más tiempo y sin olores o bien, usa papel de aluminio o film.

Y tú, ¿qué otros trucos para quitar el mal olor de la nevera conoces?  

Vive con tranquilidad de saber que tu hogar está protegido con el mejor seguro. Consulta con nuestro asesor.