Por ello, hoy vamos a recordar sus ventajas por si estás a punto de reformar tu vivienda o pensando en construir una nueva casa (¡qué privilegio!).

Sobre todo, queremos hacer alusión a las tarimas de madera que se instalan con facilidad, inclusive aquellas que se pegan sobre un suelo previamente instalado (tarimas vinílicas). Son suelos muy modernos y funcionales que podemos cambiar de una forma más sencilla y menos “farragosa” una vez nos cansemos de ellos… Ya sabéis, el mundo de la decoración está en auge ya ahora, hay que cambiarlo todo cada X años. Ya no vale aquello de amueblar la casa para siempre… ¡No!

Algunas de las ventajas que te harán elegir una tarima o parqué de madera entre otras alternativas como el azulejo, el mármol o el cemento son:

  • Favorece a una estética más moderna, limpia, cálida y con estilo ya que se pueden elegir entre infinidad de colores, tipos de vetas, longitud... Será un acierto seguro si eres amante de la decoración nórdica.
  • Es mucho más asequible que instalar otro tipo de suelo, incluido el de madera maciza.
  • Fácil instalación, algunos puedes instalarlos tú mism@. Eso sí, has de ser un poco manitas por lo que pueda pasar… no todo es tan sencillo como en los programas de la TV.
  • La madera es muy bien aislante tanto para el frío como para el calor por lo que, a la larga, lograrás ahorrar.
  • Los suelos sintéticos (que imitan la madera) son menos delicados que la madera por lo que su mantenimiento te costará menos y, además, te durarán más.
  • Además, también son menos ruidosos, aunque, la solución para evitar el ruido con los suelos pre acabados es muy sencilla: ¡alfombras bonitas!

Un seguro de hogar por si se estropea por cualquier accidente casero y… ¡a vivir sin sobresaltos disfrutando de ir descalzos por la casa!