Cuando los jóvenes oyen la palabra seguro normalmente asocian esos servicios a personas de edad más avanzada. Las pólizas para proteger su casa o su coche es algo que no asocian con el bienestar a largo plazo.

En sus ahorros y cuentas bancarias normalmente no figura un presupuesto para la contratación y el mantenimiento de seguros pero, ¿ha cambiado algo con la pandemia?

Correcto, y no lo decimos nosotros, lo aseguran los expertos.

 

La aparición del coronavirus ha incrementado el interés de los jóvenes en los seguros privados de salud.

Los expertos nos desvelan datos como que desde enero a mayo de 2020, ha habido un aumento del 4% de las contrataciones de seguros de salud entre los jóvenes de 25-30 años de edad.

 

¿Qué buscan los jóvenes en los seguros de salud más demandados?

 

Digitalización del servicio

 

Todavía muchas aseguradoras les cuesta creer que los jóvenes se interesen por los seguros, pero se han puesto las pilas para adaptarse a las necesidades de los jóvenes y que sean más atractivos para ellos. Ya son muchas las que han digitalizado los servicios y es que, los jóvenes hablan el idioma de internet, en concreto de las aplicaciones móviles.

Atender a los clientes a través de video consulta es un factor esencial de estos tipos de seguros. “Poder elegir cómo es la relación con tu médico rompe muchas barreras en un mundo cada vez más globalizado y con mayor movimiento geográfico”, comentan desde Sanitas.

Acceder a las consultas, recetas, pruebas y consejos sanitarios de forma digital es un buen reclamo para los jóvenes.

 

Programas de prevención

 

La prevención y la creación de un estilo de vida saludable son dos elementos clave para poder tener una buena calidad de vida a largo plazo.

Los programas de prevención es otro de los factores con el que los jóvenes se vuelven locos. Cada vez son más los que tienen miedo, bien por la situación actual o por la posibilidad genética de sufrir una enfermedad y no quieren sufrir.

Por lo tanto los programas de prevención están teniendo una gran acogida por este sector de la población. Seguros privados  de salud como Sanitas, tienen disponibles en una gran variedad de seguros de salud programas de prevención bastante atractivos como: ayudas a dejar de fumar, consejos para canalizar el estrés...

 

Atención lo más inmediata posible

 

Nos hemos acostumbrado a que cuando queremos algo lo tengamos lo más rápido posible. Los jóvenes no entienden la palabra paciencia.

 

Por lo tanto, en línea con la prevención, se encuentra otro de los puntos que ha de tener un seguro para ser apto para los jóvenes: la inmediatez.

Junto a la digitalización y a los programas de prevención, la rapidez es fundamental para este colectivo. Es decir, poder tener atención sanitarias inmediata 24 horas es irresistible. De esta manera podrán ser atendidos de urgencia y a las horas que mejor les viene.

 

Acceso a especialistas

La crisis sanitaria ha provocado que los hospitales y consultas de la seguridad social se colapsen, por ello otra de las características que buscan los jóvenes y que les llama la atención a estos es el acceso más rápido a los especialistas.

Las pruebas y controles de ciertos pacientes se han pospuesto ya que la seguridad social está centrada en los casos más graves y de urgencia.

Esto ha provocado que la sanidad privada tenga mayor afluencia, para evitar listas de espera infinitas.

Contratar una póliza para poder tener acceso a un amplio cuadro médico y poder tener consulta con diferentes médicos o especialistas.

Los especialistas que más demandan y a los que acuden los jóvenes en las consultas privadas son  el psicólogo, el pediatra, el nutricionista/dietista y el gerontólogo; el chequeo anual ginecológico, pero también el de detección de riesgo coronario o de cáncer de próstata y la posibilidad de realizar una prueba de esfuerzo del corazón.

 

Pólizas y seguros asequibles

 

Por último, pero no menos importante, a la hora de contratar un seguro de salud, el precio es otro de los elementos clave. Como explican los expertos, los jóvenes suelen ser más exigentes, “buscan un coste competitivo y una práctica habitual es comparar entre los distintos productos de características similares”.

Por este motivo, se puede observar como el tipo de pólizas, por ejemplo para los seguros de vida que se están contratando en estos momentos tiene una cobertura básica que es más económica pero con la que se puede acudir a consulta sin ningún inconveniente.

 

También hay que tener en cuenta que si eres joven tu seguro de salud es mas barato si te cuidas, como nuestro seguro Vida Movida.