Hero banner

Ayuda

¿Cuántos seguros de coche puede tener una persona?

Desde el momento en el que se es propietario de un vehículo a motor y se matricula, según establece la legislación española en la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, el dueño del automóvil debe contar con un seguro obligatorio de responsabilidad civil. Esta póliza, la más básica que se puede contratar para un automóvil, tiene como objetivo principal cubrir cualquier daño a terceros, ya sea físico o material, que pueda ser causado mientras se conduce el turismo. Según recoge la norma, se deberá contar con un seguro de responsabilidad civil para cada uno de los coches que su titular posea.

Contratar un seguro si ya se cuenta con otro en vigor

Aunque, a priori, no parece existir una necesidad perentoria para que un coche disponga de más de un seguro, la legislación lo permite.

En concreto, la Ley del contrato del seguro especifica, en su artículo 32, que si se quiere cubrir un mismo riesgo durante idéntico periodo de tiempo con dos o más seguros de compañías distintas, el tomador de las pólizas, o, en su defecto, el asegurado, tendrá la obligación de poner esta situación en conocimiento de las aseguradoras involucradas, debido a que, en caso de siniestro, el hecho en cuestión genera una situación conocida en el ámbito asegurador como concurrencia de seguros. La ley, de igual forma que permite que se den este tipo de circunstancias, también recoge que las entidades no están obligadas a aceptar este tipo de riesgos.

De este modo, en el caso de los seguros de coche, si se desea contar con la cobertura de dos aseguradoras diferentes para un mismo vehículo y durante idéntico periodo de tiempo, en primer lugar, se debe informar a las compañías sobre esta coyuntura, circunstancia con la que podrán estar de acuerdo o no Es más, podrían negarse a dar al asegurado la cobertura solicitada.

Cabe preguntarse, además, qué ocurre si el tomador del seguro o el asegurado ocultan de manera deliberada la tenencia de más de una póliza para el mismo vehículo y se produce un siniestro. Pues bien, al no haber sido informadas previamente de la concurrencia de seguros, las entidades aseguradoras implicadas, basándose en que el bien objeto del seguro se encuentra bajo una situación de ‘sobreseguro’, podrían negarse a pagar la indemnización de forma íntegra, ya que el cliente recibiría una indemnización superior al valor del bien cubierto y estaría obteniendo un beneficio en vez de un mero resarcimiento por el daño sufrido. En ese sentido, la Ley de contrato de seguro indica, en su artículo 26, que "el seguro no puede ser objeto de enriquecimiento injusto para el asegurado. Para la determinación del daño, se atenderá al valor del interés asegurado en el momento inmediatamente anterior a la realización del siniestro".

Excepciones

Ahora bien, aunque no suele ser la tónica habitual, pueden darse casos en los que algunas de las compañías que comercializan seguros de coches en España acepten esta situación de manera temporal. A este respecto, resulta conveniente saber que, si se cuenta con más de una póliza de seguro para un mismo vehículo, en el caso de sufrir un percance o siniestro, se debe informar a cada una de las entidades aseguradoras de que han aceptado, mediante un contrato,  prestar las coberturas demandadas por el tomador al bien objeto del seguro. Ante este escenario, en principio, cada compañía en particular debería contribuir al abono de la indemnización en proporción a la suma asegurada en la póliza. Si bien, también puede darse la circunstancia de que, en el momento de hacer efectiva la indemnización, una de las aseguradoras obligadas a hacerlo pague una suma superior a la que finalmente le correspondería, pormenor que habilitaría a esa compañía en concreto para repetir contra el resto de aseguradoras implicadas o, lo que es lo mismo, reclamarles la cantidad de más que ha abonado con antelación.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.