Hero banner

Ayuda

¿Cuántos seguros de coche puede tener una persona?

¿Alguna vez te lo has preguntado? Te resolvemos las dudas

Desde el momento en el que se es propietario de un vehículo a motor y se matricula -según establece la legislación española en la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos a motor- el dueño del automóvil debe contar con un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil. Esta póliza, la más básica que se puede contratar para un automóvil, tiene como objetivo principal cubrir cualquier daño a terceros, ya sea físico o material, que pueda ser causado mientras se conduce el vehículo. Según recoge la norma, se deberá contar con un seguro de Responsabilidad Civil para cada uno de los coches que su titular posea.

¿Puedo tener dos seguros de coche? (Para distintos coches)

Por supuesto. Parece claro que, si eres cliente de una compañía de seguros, probablemente obtengas descuentos y beneficios por cada póliza adicional que tengas, pero nada te impide tener un coche asegurado con una aseguradora, el de tu pareja con una compañía distinta y el de vuestro hijo con una tercera. Quizás en el momento en que necesitas hacer un nuevo seguro de coche, una aseguradora tiene una promoción que te encaja y en la tuya no pueden igualarla. En ese caso y si te interesa, contratarás el seguro beneficiándote de la promoción y cuando venza la póliza puedes volver con tu compañía de siempre y buscar una póliza que se adapte a lo que necesitas. A menudo, necesitas comparar seguros de coche para decidirte por el seguro idóneo,  

Eso sí, no cabe duda de que la fidelidad puntúa y que llevar muchos años siendo cliente de la misma compañía solo tiene ventajas para el asegurado. Además, recuerda lo que comenzamos diciendo: cuantos más productos tengas de la misma compañía, más beneficios podrás obtener.

¿Y un coche puede tener dos seguros?

Aunque, a priori, no parece existir una necesidad perentoria para que un coche disponga de más de un seguro, la legislación lo permite.

En concreto, la Ley de Contrato de Seguro especifica en su artículo 32 que, si se quiere cubrir un mismo riesgo durante idéntico periodo de tiempo con dos o más seguros de compañías distintas, el tomador de las pólizas, o, en su defecto, el asegurado, tendrá la obligación de poner esta situación en conocimiento de las aseguradoras involucradas, debido a que, en caso de siniestro, el hecho en cuestión genera una situación conocida en el ámbito asegurador como concurrencia de seguros. 

La ley, de igual forma que permite que se den este tipo de circunstancias, también recoge que las entidades no están obligadas a aceptar este tipo de riesgos.

De este modo, en el caso de los seguros de coche, si se desea contar con la cobertura de dos aseguradoras diferentes para un mismo vehículo y durante idéntico periodo de tiempo, en primer lugar, se debe informar a las compañías sobre esta coyuntura, circunstancia con la que podrán estar de acuerdo o no. Es más, podrían negarse a dar al asegurado la cobertura solicitada.

Cabe preguntarse, además, qué ocurre si el tomador del seguro o el asegurado ocultan de manera voluntaria la posesión de más de una póliza para el mismo coche y se produce un siniestro. Pues bien, al no haber sido informadas con anterioridad de la concurrencia de seguros, las compañías de seguros implicadas, apoyándose en que el bien que es objeto del seguro está en situación de sobreseguro, pueden llegar a negarse a abonar la indemnización íntegramente, ya que el cliente recibiría una indemnización que sobrepasa el valor del bien cubierto y obtendría un beneficio en lugar de una mera restitución del daño sufrido. En ese sentido, la Ley de Contrato de Seguro indica, en su artículo 26, que un seguro no puede ser objeto de enriquecimiento injusto para la persona asegurada. Para determinar el daño, se tendrá en cuenta el valor del interés asegurado en el momento inmediatamente previo al siniestro.

¿Hay alguna ventaja por tener dos seguros para un mismo coche?

A simple vista, parece que no. Si estás pensando en esta opción pensando que si tienes un siniestro, cobrarás una indemnización de cada compañía, estás equivocado. Bueno, no totalmente, ya que cobrarás de cada aseguradora la parte proporcional a la prima que pagas por cada póliza. Pero lo que van a hacer ambas compañías de seguros es cubrir los daños entre las dos, porque de lo contrario, estarías percibiendo una indemnización que dobla el importe de reparación de los daños sufridos, lo que significaría que estás cometiendo un fraude y las compañías, si no eran conocedoras de esta situación, podrían emprender acciones legales contra ti.

Excepciones

Ahora bien, aunque no suele ser la tónica habitual, pueden darse casos en los que algunas de las compañías que comercializan seguros de coches en España acepten esta situación de manera temporal. A este respecto, resulta conveniente saber que, si se cuenta con más de una póliza de seguro para un mismo vehículo, en el caso de sufrir un percance o siniestro, se debe informar a cada una de las entidades aseguradoras de que han aceptado, mediante un contrato, prestar las coberturas demandadas por el tomador al bien objeto del seguro. 

Ante este escenario, en principio, cada compañía en particular debería contribuir al abono de la indemnización en proporción a la suma asegurada en la póliza. Si bien, también puede darse la circunstancia de que, en el momento de hacer efectiva la indemnización, una de las aseguradoras obligadas a hacerlo pague una suma superior a la que finalmente le correspondería, lo que habilitaría a esa compañía en concreto para repetir contra el resto de aseguradoras implicadas o, lo que es lo mismo, reclamarles la cantidad de más que ha abonado con antelación.