Hero banner

Ayuda

¿Qué hay que hacer justo después de tener un accidente de coche?

En caso de accidente lo principal es mantener la calma, y a continuación se debe de seguir los siguientes pasos:

  1. Lo primero comprobar que el conductor como los otros pasajeros, si los hubiera,  están en perfecto estado de salud. En la medida de lo posible, hacer lo mismo con los ocupantes del otro vehículo, si procede.
  2. Asegurarse de no provocar otros accidentes.
  3. Para ello, tratar (dentro de lo posible) de colocar  el vehículo donde menos moleste para el tráfico; salir del vehículo y señalizar correctamente la zona para evitar posibles accidentes, equipándose con el chaleco reflectante, encendiendo las luces de emergencia y colocando los triángulos de señalización homologados (a 50 metros en la parte delantera y a 100 metros en la parte posterior conforme al sentido de la marcha).
  4. Antes de mover el vehículo, hacer alguna fotografía del siniestro.
  5. Llamar a los servicios de emergencia.
  6. Desconectar el motor de todos los vehículos accidentados para evitar cualquier fallo o problema que pueda llegar a causar algún mal mayor. Si no puede hacerlo con la llave de contacto, intentar desconectar la batería en el capó.
  7. También es importante inmovilizar el coche. Si el freno de mano no funciona, intentar inmovilizarlo con madera, piedras o cualquier otro elemento que esté cerca del vehículo.
  8. Y,  por último, cumplimentar el parte de accidente.

Es vital que, en cuanto ocurra el accidente, se llame a urgencias si hay víctimas.  En esta llamada los técnicos de urgencias podrán guiar sobre lo que debe de hacer y, a partir de los datos que proporcione, comentarán cuáles son las mejores medidas para asegurar la salud de todos los implicados.

Desde hace unos años se viene desarrollando un sistema llamado eCall, el cual está conectado a los airbags del vehículo y hace una llamada automática a emergencias si ninguna de las víctimas puede hacerlo.

Máximo cuidado con los heridos

Es conveniente esperar sin hacer nada, incluso si hubiera heridos (salvo, por ejemplo, si existiera riesgo de incendio o la amenaza de que el vehículo pudiera caer por un terraplén).

En caso de que no se vea ningún riesgo de que el coche pueda salir ardiendo o de que el accidentado esté en medio de la carretera y pueda ser atropellado, lo mejor es no tocar ni mover a los heridos. Si hay riesgo de alguna de esas situaciones, hay que situarse detrás de la persona herida, cogerle por las axilas y mantenerfsu mentón recto apretando las manos contra el pecho. De esta forma, podrá mantener la la espalda y cervicales rectas y evitar lesiones posteriores.

En caso de que el herido esté sangrando, hay que tapar la herida y presionar con un pañuelo. Si está inconsciente jamás debe ponerlo boca abajo o boca arriba, ya que podría asfixiarse. Siempre debe estar de lado.

Finalmente, nunca hay que darle de beber al accidentado ni quitarle el casco si es un motorista.

Cuando lleguen las autoridades, dejar que sean ellos los que lleven la iniciativa y ayudar solo en lo que pidan. Es probable que ellos mismos se encarguen de avisar a los servicios de emergencias para que comprueben el estado de salud de todos los implicados en el accidente, y decidan sobre la posibilidad de acudir a un hospital para valorar la importancia de las lesiones sufridas. Incluso es muy posible que recomienden a los afectados ponerse en contacto con un abogado especializado en accidentes de tráfico.

En cualquier accidente, por norma general, se realizará un atestado y un parte de lesiones, que serán muy importantes para posibles reclamaciones posteriores. Éstas, en cualquier caso, las llevará a cabo la compañía de seguros en nombre del asegurado, una vez reciba la notificación del accidente.

En el caso de una colisión, ya sea con otro vehículo o con peatones o ciclistas, lo primero que hay que hacer es comprobar la gravedad del accidente. Si las personas involucradas están bien, lo primero que hay que hacer es entender lo ocurrido y retirar el coche de la vía. Porque, además de obstaculizar el tránsito, puede hacer una multa.

Si es el caso, para utilizar después en el seguro, es conveniente hacer algunas fotos de los vehículos involucrados antes de moverlos.

Si el accidente provoca las víctimas, lo primero que hay que hacer es llamar a los servicios de emergencias, y señalar el lugar para evitar nuevos accidentes. Si puede, hable con las víctimas para tranquilizarlas hasta que llegue la asistencia sanitaria.

Después del accidente hay que llamar a la policía e informar sobre lo ocurrido, para que pueda hacer el atestado.

Es importante recoger los datos de los demás involucrados en el accidente porque la aseguradora solicitará esa información. Si la persona que ha ocasionado el accidente huye del lugar, trate de comprobar con personas cercanas si han visto quién fue y si pueden ayudar de alguna manera.

Es importante registrar lo que ocurrió con la información más precisa posible. Y si una de las partes implicadas en el accidente  ha asumido la culpa, dejar constancia de ese dato.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento