Hero banner

Ayuda

¿Existen variaciones en el precio según la forma de pago empleada?

Es importante prestarle atención a las condiciones generales de tu seguro

En este artículo podrás informarte acerca de

La situación puede variar en cada caso particular

Una vez calculado el precio del seguro del coche, llega el momento de abonar la prima del mismo. En ese momento, las compañías presentan a sus clientes diferentes posibilidades para liquidar la prima del seguro que van desde la domiciliación bancaria al pago con tarjeta de debito o crédito. Pero, en muchos casos, al ser muy elevado, el asegurado no puede hacer frente a la cantidad en un solo pago. Por eso, la mayoría de las entidades aseguradoras ofrecen al asegurado la posibilidad de efectuar su abono a plazos. En concreto, además de la citada forma de pago anual, se pueden encontrar en el mercado asegurador español compañías que den al asegurado la opción de abonar la prima de manera semestral o incluso trimestral; últimamente, algunas entidades también ofrecen como opción el pago mensual.

Pero, en definitiva, todo dependerá de cada aseguradora en particular, por lo que es aconsejable consultar con cada aseguradora este tipo de cuestiones, ya que las políticas en este sentido no son iguales en todas las compañías. De hecho, puede que en algunos casos el asegurado no pueda acogerse a esta forma de pago, por ejemplo, cuando no llega al importe mínimo establecido por la entidad aseguradora.

 

QUÉ OCURRE AL FRACCIONAR EL PAGO DE LA PRIMA

Esta es una cuestión que, en última instancia, dependerá siempre de cada entidad aseguradora en particular. Es cierto que, al igual que ocurre con otros pagos fraccionados, esta modalidad de abono puede suponer algún tipo de incremento en la prima final del seguro, pero también puede no ser así, por lo que lo mejor será aclarar esta cuestión antes de proceder a la suscripción del seguro de coche. Aunque, por norma general, cuanto mayor sea el número de plazos del seguro, mayor será el importe total a satisfacer. Por lo que, sin duda alguna, la modalidad de pago anual suele ser la más económica; pero aquí también entra en juego la situación y necesidades personales de cada asegurado.

En los seguros de coches, el fraccionamiento de la prima puede implicar alguna subida en la prima anual de la póliza, pero generalmente no suele ser demasiado elevada. Hay compañías que aplican recargos que oscilan entre el 4% y un 7% por fraccionamiento semestral, y entre un 8% y un 14% si el pago es trimestral, y porcentajes mayores en caso de abono mensual.

Este recargo tiene su justificación, que es curarse en salud ante los problemas que plantea el impago de cuotas para la compañía de seguros. Y también para el asegurado, sobre todo si tiene un accidente de tráfico y no ha pagado la cuota correspondiente. Es como si circulara con un vehículo sin seguro.

El encarecimiento del seguro por optar por el fraccionamiento está ligado al plazo que elijamos. Así, si queremos un pago al semestre, será más barato que si lo elegimos trimestral o si optamos por mensual, que es lo más caro.

Generalmente, no todas las cuotas son iguales, y la primera suele ser más elevada ya que incorpora el pago del Consorcio de Compensación de Seguros. No obstante, hay aseguradoras que facilitan el fraccionamiento del abono de la prima de la póliza sin que implique un aumento de su precio final.

En cualquier caso, lo más importante es que todos estos aspectos queden meridianamente claros en el contrato, en la póliza, para que se pueda tomar la decisión más adecuada a las necesidades y a las capacidades de cada uno.

 

EXAMINAR TODAS LAS OPCIONES

Las compañías que ofrecen el fraccionamiento del pago del seguro del coche, lo argumentan para ser una ventaja más para sus clientes.

Se trata de facilitar el pago a sus asegurados de una forma más cómoda y adaptada a sus necesidades y capacidades económicas, ya que cada asegurado es diferente y también son distintas las económicas de cada uno de nosotros en las diferentes etapas de la vida.

Otra cuestión es si compensa pagar la prima cada mes o cada trimestre, sobre todo si supone asumir un encarecimiento del seguro.

Pero el fraccionamiento del pago de la prima no es la única opción para hacer más llevadera la factura del seguro. Una alternativa es aprovechar la agrupación de seguros: todas las pólizas de una persona o de una familia se integran en un único pago mensual.

Otra opción es aprovechar las ventajas que algunas compañías de seguros ofrecen por la contratación de todas las pólizas con ella, aunque no se haga una agrupación de seguros.

Una tercera alternativa es sacar partido de ofertas tipos 2x1, habituales en las campañas comerciales de las compañías, con descuentos, en algunos casos muy atractivos, por contratar en la misma compañia el seguro del coche del padre y el de la madre; el coche y la moto, entre otras opciones.

Hay compañías de seguros que ofrecen descuentos por presentar a otro cliente, o por recomendar a un amigo, siempre y cuando éste contrate pólizas con éstas. Es otra forma de tratar de abaratar el coste del seguro.

También existen ventajas por pagar el seguro mediante domiciliación bancaria o con tarjeta de crédito (opción cada vez más fomentada por las compañías para evitar los casos de mediadores que se quedan con el dinero del cliente pero no dan el seguro de alta, y eso generalmente no se descubre hasta que se produce un accidente o la Guardia Civil de Tráfico pide la documentación de la póliza en un control).

Finalmente, una de las formas más habitales de abaratar la prima es asumir una franquicia, de forma que la compañía de seguros comparte los riesgos con el tomador del seguro.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento