Company Banner

Diccionario de seguros

Aceleración de gastos

Un término propio del sector asegurador dirigido especialmente a las empresas: cuando hablamos de la aceleración de gastos, estamos hablando de los pagos que una compañía de seguros hace a una empresa tras haber sufrido daños, de manera que dicha empresa pueda recuperar su nivel normal de explotación. 

Como un particular, las empresas también están sujetas a sufrir percances que deriven en la paralización de su negocio, por lo que forman un sector muy amplio dentro de los seguros. 

Así, toda empresa, independientemente de su tamaño, incluyendo aquellas microempresas en las que podríamos englobar a los trabajadores autónomos, deben contar con un seguro que les proteja ante el acontecimiento de un robo, de un incendio o de un accidente que los pueda llevar a la paralización temporal de su actividad, con las consecuencias temidas en su cuenta de resultados. 

Por otra parte, dentro de la oferta de seguros dirigidos para empresas podemos encontrar un apartado propio para seguros de coche, dirigidos a los vehículos que son propiedad de la empresa, y que sin ninguna duda comparten la obligatoriedad de disponer al menos de un seguro de Responsabilidad Civil para poder circular; asimismo, las empresas pueden causar daños a terceros en el transcurso de su actividad, por lo que también se ofrecen seguros de Responsabilidad Civil que previamente se han acondicionado al sector en el que presta servicio la empresa.

Existen también las pólizas de seguros con coberturas multirriesgo, tratando de adelantarse a peligros que incluso pueden no haber sido tenidos en cuenta por el propio empresario. Quizá sea necesario disponer de un local que aloje a la empresa temporalmente tras un siniestro, quizá se necesite la reposición de documentos perdidos o quizá debamos prever la posibilidad de perder los alquileres que en este momento ayudan a mantener la empresa. Estas son simplemente un ejemplo de algunas de las coberturas que pueden encontrarse en un seguro multirriesgo para empresas. 

Y una cobertura más que se ha hecho común en los seguros para empresas, la que presenta una protección frente a los delitos informáticos. Una cobertura que conocemos como ciberriesgo, y que cada vez es más necesaria en las empresas, que se encuentran expuestas a robos de información de sus redes, así como a paralizaciones de sus sistemas tras la entrada de un hacker en su red informática. 

Cuando una empresa se ve en la situación de tener que paralizar su actividad por cualquiera de los riesgos que se han expuesto, puede llegar el caso de que vea en peligro su continuidad. Ante esto, una de las herramientas que los seguros para negocios o seguros para empresas contemplan es la aceleración de gastos.