Company Banner

Diccionario de seguros

Anualidad

Es el ciclo completo de doce meses naturales sucesivos, ligados al pago de un bien o un servicio prestado por una empresa o un particular durante el periodo de tiempo anteriormente citado. 

De manera habitual, la anualidad es el periodo de tiempo más usado por las empresas para dar un precio cerrado a un cliente, ya que de esta manera el cliente se hace a la idea de lo que le va a costar el servicio que contrata durante un año.

Por ejemplo, si la fecha de efecto de un seguro de hogar da comienzo el 23 de mayo, estará en vigor hasta el 23 de mayo del año siguiente, siendo ese mismo día también su vencimiento, dando lugar a una nueva póliza en otra compañía o a su posible renovación con la misma aseguradora que tenía durante la anualidad pasada (a través de la anualidad prorrogable).

El hecho de que las compañías nos hablen de anualidad a la hora de ofrecernos un producto no quiere decir que el pago tenga que ser del importe completo de la anualidad; muchas veces nos dan la facilidad de fragmentar el pago de otras maneras que nos resulten más cómodas:

  • Mensual: Es el resultado de dividir la anualidad entre los doce meses que la componen. Aplicándote mes a mes una doceava parte del precio total de la anualidad.
  • Trimestral: Es el resultado de dividir la anualidad entre cuatro, haciendo así un pago cada tres meses (trimestre).
  • Semestral: Es el resultado de dividir la anualidad entre dos, haciendo de esta manera únicamente dos pagos al año, generalmente uno al comienzo de la contratación del servicio y otro a los seis meses desde su inicio.

Un breve ejemplo de tipos de servicios que se prestan por parte de las empresas a lo largo de una anualidad pueden ser: pólizas de seguros de hogar, de coche, de vida, decesos, seguros médicos privados, vigencia de abonos deportivos, contratos entre empresa y trabajadores donde se pacta el sueldo teniendo en cuenta la anualidad, carnets para servicios municipales (polideportivos, bibliotecas, etc.), abonos anuales para parques de ocio (parques de atracciones, parques acuáticos , zoológicos, etc.), abono anual para el teatro, cine y multitud de ejemplos más donde vemos que el concepto de anualidad es muy usado por distintos tipos de empresas para ofrecer sus servicios a un cliente durante el periodo de tiempo de un año completo.

En el ámbito de los seguros existe también un concepto ligado a la anualidad que se llama anualidad prorrogable, que consiste en que cuando llega a término la anualidad completa de doce meses de una póliza, ésta se renueva automáticamente durante las siguientes anualidades, no habiendo necesidad así de tener que volver a pasar por el proceso de contratación de la póliza cada año. 

La póliza, al renovarse automáticamente, conservará los mismos términos y condiciones que la anualidad anterior. Si no fuera así, y se modificara alguna de las cláusulas de la póliza, el cliente debe ser informado de estos cambios en un plazo de tiempo estipulado.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento