Diccionario de seguros

Concurrencia de seguros

Según la Real Academia de la Lengua Española, concurrencia se define como una coincidencia o un concurso simultáneo de varias circunstancias, por lo que la concurrencia de seguro es la conjunción o simultaneidad de varios seguros sobre una misma cosa o bien.

Cuando hablamos de concurrencia de seguro en términos de la Ley del Contrato del Seguro, se hace referencia, en concreto, a los seguros de daños o materiales.

 Hay que tener en cuenta que el seguro se contrata o tramita para proteger un bien determinado, es decir para no perder el valor de ese bien; para quedarnos en la misma situación que estábamos antes de que lo perdiéramos.

Se puede producir esta situación cuando en un seguro de coche contratamos dos pólizas para dar cobertura al mismo riesgo. En caso de que haya un siniestro, ya sea parcial o total, ambas pólizas no pueden dar cobertura al cien por cien sobre el mismo, ya que en ese caso, si la indemnización a la que asciende el siniestro son 1000 euros, cada compañía nos pagaría mil euros y estaríamos enriqueciéndonos a costa del seguro, o lo que es lo mismo estaríamos lucrándonos a costa de nuestro seguro. 

Cuando se produce la concurrencia de seguro lo que hacen las compañías aseguradoras es que cubren el siniestro de forma proporcional; si hay dos pólizas para el mismo riesgo, cada póliza cubrirá el cincuenta por ciento de la indemnización. En concreto lo que dice la Ley del Seguro es que los aseguradores van a contribuir al abono de la indemnización proporcionalmente a la propia suma asegurada, sin que se pueda superar la cuantía del daño. De hecho, según reza el artículo treinta y dos de la Ley del Contrato del seguro, el asegurado tiene obligación de poner en conocimiento de las aseguradoras que existe la concurrencia de seguros o que tiene varias pólizas para cubrir el mismo riesgo, ya que en caso de determinarse que existe dolo por parte del asegurado, las aseguradoras no están obligadas a abonar la indemnización correspondiente.

Muy distinto es el caso de que sean seguros personales, en los que sí está permitido que se contraten varias pólizas de seguro.  De hecho los seguros personales se pueden simultanear sin que exista ninguna limitación en número. Esta circunstancia se debe a que los seguros de daños cubren bienes materiales que, según el año de fabricación, la marca, el peso o las características concretas, tienen un precio tasado y peritado. Sin embargo, en los seguros personales no se puede poner un precio concreto, no hay importe ya medido que determine lo que vale una persona u otra en función de su edad,  su sexo, o sus características personales, porque estamos asegurando personas. En este caso cada individuo selecciona el importe que quiere garantizar para salvaguardar su vida, para medir lo que supondría económicamente que sus condiciones se vieran mermadas en el caso de una invalidez, o qué implicaría que hubiera un cese total de ingresos si por ejemplo, falleciera. Por esta circunstancia se pueden tener tantos seguros de vida como cada individuo desee.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.