Company Banner

Diccionario de seguros

Garantía provisional

Es la cobertura de un riesgo que concede la aseguradora al asegurado, durante un periodo de tiempo, mientras se formaliza de manera definitiva el contrato del seguro, proporcionando al tomador la seguridad de la cobertura desde un primer momento, sin quedar al descubierto durante el plazo que dure la gestión del contrato del seguro (que en algunas ocasiones puede tardar varios días).

Dicho de otra manera, en el ámbito de la contratación de seguros, la garantía provisional es también llamada seguro provisional, y es el documento que la aseguradora envía al asegurado detallando el contenido del contrato hasta que llegue el documento final de la póliza.

En el caso de los seguros de vehículos, en los que suele tardarse alrededor de 48 horas en emitirse la póliza, se usa de manera habitual esta garantía provisional, a través de la cual el asegurado puede conducir su vehículo de manera inmediata, ya que la compañía lo cubre desde el momento de la contratación.

Otra modalidad disponible de seguro de coche sería contratarlo por días, sobre todo al viajar por vacaciones o cuando hacemos un desplazamiento por trabajo, ya sea en el ámbito nacional o también en algunos países de la Unión Europea. Estos seguros funcionan de la misma manera que los contratados de manera anual, lo único que cambia es su duración. Existen algunos matices en este tipo de contrataciones: 

  • Se puede asegurar cualquier vehículo exceptuando autobuses.
  • Su duración estará comprendida entre 1 y 28 días.
  • El tomador deberá tener como mínimo 21 años y poseer el carnet de conducir desde hace más de 1 año.

Al recibir una propuesta de seguro y este ser aceptado (por el cliente que se convertirá en tomador de la póliza), la garantía provisional es emitida por la compañía aseguradora a través de la Carta de Garantía y el Documento de Cobertura Provisional.

  • La Carta de Garantía es un documento entregado por la aseguradora, que suscribe las obligaciones contraídas con el asegurado y resulta igual de válido que la póliza definitiva.
  • El Documento de Cobertura Provisional es aquel que certifica que hemos contratado una póliza con la compañía, y en el que no suelen aparecer las cláusulas o especificaciones, usándose de manera habitual como justificante hasta la recepción de la póliza final.

Aunque existan las propuestas de seguro para todos los tipos de pólizas, de manera habitual se emplean en caso de los seguros para vehículos, donde es obligatorio tener al menos un seguro de responsabilidad civil para terceros.

Al estar regulado por ley y ser necesario, la infracción por conducir un vehículo sin seguro podría estar castigada con la multa de 600 a 3.000 euros, pudiendo dar lugar también a la inmovilización y depósito del vehículo en cuestión.

Ante esta situación, si un conductor sin seguro (en su vehículo) ocasiona un accidente, tendrá que hacerse cargo con su patrimonio de la cuantía económica derivada del mismo. Aproximadamente la mitad del dinero recaudado en estas multas va a parar al Consorcio de Compensación de Seguros.