Company Banner

Diccionario de seguros

Prima

Referido al ámbito de los seguros, la prima consiste en el coste o aportación económica que exige la compañía de seguros a cambio de la contraprestación de las coberturas contenidas en la póliza.

Este aporte económico confiere la garantía al asegurado de transferir el riesgo derivado de las coberturas del seguro a la compañía durante el tiempo estipulado en la póliza, que generalmente será de un año con posibilidad de renovación a su vencimiento.

Dependiendo del tipo de seguro que contratemos, el pago de la prima puede ser:

  • Anual (un único pago que servirá para mantener la vigencia de la póliza durante un año)
  • Semestral (dos pagos, uno cada seis meses desde la contratación de la póliza)
  • Trimestral (se harían cuatro pagos al año, cada tres meses)
  • Bimestral (sería el resultado de dividir la prima en seis pagos que irán sucediéndose cada dos meses)
  • Mensual (doce pagos a lo largo del año que se van sucediendo cada mes)

En el mundo de los seguros existen muchas variables que obligan a las compañías a definir distintos tipos de primas según la situación:

  • Prima Pura: es la prima bruta o comercial, aquella que se obtiene de un cálculo de probabilidades y define el importe que debe percibir el asegurador para asumir la transferencia de riesgos de un seguro.
  • Prima Natural Ascendente: es aquella que se vuelve a calcular anualmente y aumenta con la edad del tomador de la póliza. El ejemplo más claro de este tipo de prima estaría en los seguros de vida, en los que cuanta más edad tenga el asegurado, más probabilidades de sufrir enfermedades graves o incluso el fallecimiento.
  • Prima Descendente o Decreciente: es una modalidad en la cual la prima desciende con el paso del tiempo, como en el caso de algunos planes de ahorro.
  • Prima Nivelada: aquella que no sufre ninguna modificación a lo largo de la vigencia de la póliza. Se obtiene al promediar varios tipos de primas.
  • Prima Total del Seguro: es aquella resultante de la suma de la prima pura más los gastos derivados de las tasas de adquisición de una póliza de seguro. Es el precio final que paga el asegurado.
  • Extraprima: es una prima que se añade a la prima nivelada cuando las condiciones del asegurado cambian, por ejemplo, en un seguro de salud en el que el tomador empieza a fumar o coge sobrepeso.

¿Qué ocurre si no pagamos la prima? El hecho más habitual por el que los asegurados no pagan la prima es por que cambian de aseguradora sin avisar a su compañía actual. En vez de realizar la petición de anulación de renovación de la póliza con un mes de antelación y por las vías correctas (un escrito por correo certificado), la mayoría de los usuarios creen que con no pagar la prima de renovación están cancelando el seguro; pero esto no es así ya que pasado un mes de cortesía, la compañía puede anular las coberturas por impago e incluso rescindir el contrato de seguro, dejando al tomador sin la protección de las coberturas de la póliza hasta que este restituya el importe o negocie la salida de la compañía.