Company Banner

Diccionario de seguros

Ramo

Se conoce por ramo al conjunto de modalidades de seguro que guardan relación con aquellos riesgos de características semejantes, o de misma naturaleza, de manera que las entidades aseguradoras pueden agrupar los servicios que ofrecen de acuerdo a estos riesgos cubiertos. 

En ocasiones se tiende a confundir los ramos con las modalidades, por lo que se puede tratar de aclarar aquí que el ramo es la primera división en la que se agrupan los seguros, y las modalidades son las diferentes formas en las que podemos tener cubierto cada uno de los seguros.

Uno de los ramos por tanto es el ramo de los seguros de coche, que, como sabemos, se puede contratar de acuerdo a diferentes modalidades: el seguro obligatorio -el mínimo indispensable para poder circular-, un seguro a terceros, un seguro a terceros con robo y lunas, o un seguro a todo riesgo, con o sin franquicia. Se trata como hemos visto de diferentes modalidades para un mismo ramo de seguro. Estas mismas modalidades son de aplicación también al ramo de los seguros de moto

Otro ramo es el de los seguros de hogar, dentro de los cuales también encontramos diferentes modalidades, pudiendo asegurar continente, contenido, o contratar pólizas de seguro de hogar básico, o multirriesgo, preparadas ya para ofrecer un número amplio de coberturas, que habitualmente va creciendo a medida que pasamos a un seguro a todo riesgo. 

Los seguros de vida son otro ramo en el que las entidades aseguradoras agrupan los servicios que ofrecen, y que cuentan asimismo con diferentes modalidades. Estas modalidades son los seguros de riesgo, que ofrecen una indemnización cuando se produce el fallecimiento o una incapacidad total del asegurado; otra modalidad son los seguros de ahorro, que proporcionan acceso a la cantidad ahorrada cuando llega la edad de jubilación, funcionando entonces de manera similar a un plan de pensiones, y se puede hablar de seguros de vida mixtos, que buscan conjugar ambas modalidades en un mismo seguro. 

Finalmente, se puede hablar también de los seguros de salud, que en sus diferentes modalidades pueden conceder acceso a determinado cuadro médico o determinados centros hospitalarios, o puede tratarse también de un seguro de salud de reembolso, por el que el asegurado accede a los servicios médicos que requiere y se encarga del pago de la factura, solicitando después a la entidad aseguradora el reembolso total o parcial del gasto. 

Existe en el ámbito legal una definición de ramo que es diferente a la comercial, y de la que debemos hacer mención: se encuentra recogida en el Anexo a la Ley 20/2015 de 14 de julio, y desglosa los riesgos que quedan protegidos por los diferentes seguros. En este Anexo quedan identificados hasta 19 tipos de riesgo diferentes, entre los que se encuentran accidente, enfermedad, incendio, responsabilidad civil, asistencia, decesos… La misma ley se encarga de agrupar estos ramos bajo 8 denominaciones, identificando así los seguros de accidentes y enfermedad, de automóvil, de incendio y daños, o los seguros generales.