Hero banner

Ayuda

¿Qué documentación estoy obligado a llevar en mi moto?

En España, para circular con una motocicleta o un ciclomotor de manera legal, al igual que ocurre en el caso de otros vehículos a motor, el conductor de la misma debe contar con una serie de documentos en vigor que le permitan hacerlo conforme a lo establecido en la normativa. En concreto, para poder transitar por las carreteras españolas, el conductor de una moto necesita tener en regla la siguiente documentación: el permiso de conducir, el permiso de circulación, la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), el impuesto de circulación municipal (popularmente conocido como impuesto de rodaje) y, por último, el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil. De hecho, en el caso de no contar con alguno de los documentos citados  anteriormente o de no estar en vigor, el conductor de la moto se expone a ser sancionado por las autoridades de tráfico competentes.

De igual forma, resulta conveniente que el usuario de una moto conozca cuales de los mencionados documentos debe llevar encima de manera obligatoria cuando circula con la misma, ya que, en caso de no hacerlo, las autoridades de tráfico competentes también pueden sancionarlo. En particular, los documentos que el conductor de una moto debe llevar consigo cuando transita con la misma son los que a continuación se detallan: el permiso de conducir, el permiso de circulación y la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos, aunque también se recomienda llevar encima el Documento Nacional de Identidad (DNI). Por lo tanto, el usuario de la moto no tiene la obligación de estar en posesión del resto de documentos cuando circula con la misma; es decir, del impuesto de circulación municipal y del  Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil.

Documentación que se debe llevar de manera obligatoria

Pues bien, una vez aclarado que documentos debe llevar encima de manera obligatoria el conductor de una moto cuando circula con ella, resulta conveniente profundizar un poco más en cada una de ellas.

Así, el primero de los documentos obligatorios es el permiso de conducir, requisito indispensable que legalmente habilita al conductor a conducir una moto, el cual, para tener validez, ha de estar en vigor. En ese sentido, en España se expiden cuatro licencias de moto: AM, A1, A2 y A; pero, además, los conductores de turismos (B), con más de tres años de antigüedad, también pueden conducir los vehículos reservados al permiso de conducir A1, así como los escúteres de tres ruedas de hasta 125 centímetros cúbicos. Asimismo, tal y como se ha adelantado líneas atrás, no llevar el permiso de conducir cuando se hace uso de la moto puede suponer, si se es requerido por las autoridades de tráfico, una sanción económica de 10 euros, que en el caso de tenerlo caducado asciende a 200 euros y a 500, si no se está en posesión del mismo.

El siguiente documento que el conductor de una moto debe llevar cuando transita con ella es el permiso de circulación. En concreto, en este documento se recogen datos de la moto como la matrícula y la fecha de la primera matriculación, la marca, la denominación comercial, el número de chasis o bastidor, la potencia… Al respecto, conviene que el conductor tenga presente que el premiso de circulación no tendrá validez en el caso de que la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos no vaya acompañada del informe favorable de la entidad certificadora. Asimismo, en el caso de que la documentación definitiva de la moto esté tramitándose, por ejemplo, debido a que ha sido comprada de segunda mano, el conductor deberá llevar una autorización provisional expedida por Tráfico, que por lo general suele tener 30 días de validez. Además, al igual que ocurre con el permiso de conducir, no llevar el permiso de circulación cuando se hace uso de la moto puede suponer, si se es requerido por las autoridades de tráfico, una sanción económica de 10 euros, que en el caso de no estar en posesión del mismo asciende a 500 euros.

El último documento que el conductor de una moto debe llevar cuando circula con ella es la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos (ITV). En particular, la mencionada tarjeta una serie de datos relevantes de la moto como el número de identificación, la marca, la denominación comercial, las dimensiones, la cilindrada, la medida de los neumáticos… Además, este documento sirve para que las autoridades de tráfico puedan controlar si la moto en cuestión ha superado o no la inspección, para lo que habrá que aportar el informe favorable de la Inspección Técnica de Vehículos, así como colocar la pegatina que lo acredita en un lugar visible. Del mismo modo, al igual que sucede con el permiso de conducir y el permiso de circulación, no llevar e la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) cuando se circula con la moto puede suponer, si se es requerido por las autoridades de tráfico, una sanción económica de 10 euros, que en el caso de haber pasado la inspección asciende a 200 euros. Asimismo, por no llevar la pegatina acreditativa también se puede ser sancionado con hasta 100 euros.

De igual modo, otra cuestión que a menudo se les plantea a los conductores de motos es saber si es legal llevar fotocopiados los documentos obligatorios. Pues bien, si las fotocopias están compulsadas por Tráfico serán válidos en España, pero no en el extranjero. Además, si se va a circular por algún país que no sea miembro de la UE, se deberá adjuntar al seguro la denominada “carta verde”, documento que acredita en que países no comunitarios es válido el seguro.

Documentación que no se está obligado a llevar

De los documentos necesario para poder circular con un moto en España, hay dos que el conductor de la misma no tiene obligación de llevar encima: el impuesto de circulación municipal y el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil.

Así, el conductor de una moto tiene la obligación de tener pagado el impuesto de circulación municipal, popularmente conocido como impuesto de rodaje, para poder hacer uso de la misma. Sin embargo, no está obligado a llevarlo encima ya que, en caso de ser solicitado por las autoridades municipales, éstas podrán comprobar telemáticamente si se ha cumplido con la obligación de pagarlo.

Por último, el conductor de la moto tampoco está obligado a llevar encima el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil, requisito obligatorio para poder circular con una moto en España según se establece en Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, ya que desde la creación del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) los agentes de la autoridad pueden comprobar si la moto dispone de seguro o no. Las sanciones por hacer uso de una moto que no tenga seguro en vigor van desde los 600 a los 3.000 euros.