Hero banner

Ayuda

¿Existen variaciones en el precio del seguro según la forma de pago empleada?

Normalmente, el seguro tiene una validez anual, cuya prima se paga por adelantado y se va renovando de forma automática. Al tener una validez anual, también suele ser esa periodicidad la elegida para el pago del seguro. Pero muchas compañías de seguros tratan de dar facilidades a sus clientes y permiten el fraccionamiento del pago anual de la prima en varias cuotas, ya sean mensuales, trimestrales o semestrales. Aquí hay que examinar si esa fraccionamiento del pago del seguro incorpora o no un encarecimiento de éste.

Si una persona no puede afrontar la totalidad del pago del seguro de golpe una vez a añol, es aconsejable que consulte con el servicio de atención al cliente de su compañía las posibilidades que existen en este sentido. Por norma general, cuando se permite pagar el seguro a plazos, la compañía suele estipular los periodos de vencimiento en los que se debe hacer efectivo el abono.

Es importante tener en cuenta que:

  • Cada aseguradora establece un determinado número de cuotas y unas condiciones específicas. Todo ello depende del tipo de seguro que se tenga contratado, así como del importe de la prima total.
  • En muchas ocasiones es necesario que el precio de la póliza alcance un mínimo para poder solicitar el fraccionamiento. Si la cantidad es inferior al límite establecido, el usuario tiene la obligación de abonar la prima en una sola vez.
  • En el supuesto de acogerse al pago fraccionado del seguro, las periodicidades más habituales suelen ser mensual, trimestral o semestral. Aunque el cliente puede comunicar sus preferencias, la compañía es quien en última instancia establece las condiciones. De este modo, es posible que la prima se divida en 2, 4 o 12 pagos al año.

Al igual que en otro tipo de servicios donde se permite pagar a plazos, en los seguros de Motor (Autos, Motos y otros vehículos), el fraccionamiento de la cuota también puede significar un recargo sobre el importe total.

Hay compañías que aplican recargos que oscilan entre el 4% y un 7% por fraccionamiento semestral, y entre un 8% y un 14% si el pago es trimestral, y porcentajes mayores en caso de abono mensual.

Este recargo tiene su justificación, que es curarse en salud ante los problemas que plantea el impago de cuotas para la compañía de seguros. Y también para el asegurado, sobre todo si tiene un accidente de tráfico y no ha pagado la cuota correspondiente. Es como si circulara con un vehículo sin seguro.

Éste es uno de los principales inconvenientes al elegir esta opción, aunque el incremento varía en función del tipo de aplazamiento que se acuerde. En el caso de los pagos semestrales, la subida de la prima suele ser inferior que si el abono se realiza de forma trimestral o mensual. Y la opción del trimestre es menos cara que la del pago mensual.

Generalmente, no todas las cuotas son iguales, y la primera suele ser más elevada ya que incorpora el pago del Consorcio de Compensación de Seguros.

Pero hay compañías de seguros que permiten dividir el pago de la prima del seguro sin aplicar ninguna penalización. En estos casos, el pago en una única cuota anual no tiene por qué ser la alternativa más económica, ya que el coste del seguro es el mismo se pague una vez al año, dos, cuatro o doce.

En cualquier caso, lo más importante es que todos estos aspectos queden meridianamente claros en el contrato, en la póliza, para que se pueda tomar la decisión más adecuada a las necesidades y a las capacidades de cada uno.

Examinar todas las opciones

La posibilidad de pagar a plazos (semestrales, trimestrales o anuales) la póliza del vehículo se ofrece, pòr parte de la compañía de seguros, como una ventaja más para los asegurados.

Esta forma de hacer más asumible el recibo del seguro que, en una única cuota puede suponer una carga demasiado pesada para algunas personas y familias, puede ser la opción más atractiva.

Por ejemplo, en el caso de los conductores más jóvenes que acaban de comprarse un coche, poder fraccionar el pago del seguro puede ser fundamental a la hora de asumir una factura que, debido a la penalización por escasa antigüedad en el carnet de conducir, puede ser elevada.

Otra cuestión es si compensa pagar la prima cada mes o cada trimestre, sobre todo si supone asumir un encarecimiento del seguro.

Pero el fraccionamiento del pago de la prima no es la única opción para hacer más llevadera la factura del seguro. Una alternativa es aprovechar la agrupación de seguros: todas las pólizas de una persona o de una familia se integran en un único pago mensual.

Otra opción es aprovechar las ventajas que algunas compañías de seguros ofrecen por la contratación de todas las pólizas con ella, aunque no se haga una agrupación de seguros.

Una tercera alternativa es sacar partido de ofertas tipos 2x1, habituales en las campañas comerciales de las compañías, con descuentos, en algunos casos muy atractivos, por contratar en la misma compañia el seguro del coche del padre y el de la madre; el coche y la moto, entre otras opciones.

Hay compañías de seguros que ofrecen descuentos por presentar a otro cliente, o por recomendar a un amigo, siempre y cuando éste contrate pólizas con éstas. Es otra forma de tratar de abaratar el coste del seguro.

También existen ventajas por pagar el seguro mediante domiciliación bancaria o con tarjeta de crédito (opción cada vez más fomentada por las compañías para evitar los casos de mediadores que se quedan con el dinero del cliente pero no dan el seguro de alta, y eso generalmente no se descubre hasta que se produce un accidente o la Guardia Civil de Tráfico pide la documentación de la póliza en un control).

Finalmente, una de las formas más habitales de abaratar la prima es asumir una franquicia, de forma que la compañía de seguros comparte los riesgos con el tomador del seguro.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.