Ayuda

¿Qué limitaciones tiene la cobertura del Seguro Obligatorio de moto?

Actualmente, con respecto al aseguramiento de motos (motocicletas, escúteres y ciclomotores), la normativa jurídica en vigor impone -en el artículo 2 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor- que para circular con un vehículo de dos ruedas por las carreteras españolas es obligatorio que la moto en cuestión cuente con un seguro de responsabilidad civil; obligación que recae en el propietario de la moto (su nombre figura en el permiso de circulación del vehículo). En ese sentido, resulta oportuno señalar que el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil es la póliza más básica que se puede contratar para una moto. También conocido de manera popular como “seguro a terceros”, este seguro tiene como principal objetivo cubrir los daños causados a terceras personas, ya sean corporales (de carácter físico) o materiales (en su patrimonio), como consecuencia de un accidente en el que el conductor de la moto, autorizado por contrato, es el causante de los hechos.

Límites indemnizatorios en caso de siniestro

Pues bien, una vez que se tiene claro cual es la principal finalidad del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil (requisito exigido por la ley para poder circular con una moto por España), que no es otra que cubrir los daños provocados a terceras personas (corporales y materiales), también es importante tener en cuenta otras cuestiones acerca de su funcionamiento, como, por ejemplo, los límites indemnizatorios por siniestro. Al respecto, la entrada en vigor, el 1 de enero de 2008, de la V Directiva Europea de Autos (aprobada por la Ley 21/2007), supuso que el límite por siniestro en las indemnizaciones asumidas por las entidades aseguradoras con relación al Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil se incrementase de manera sustancial. Así, en la actualidad, el mencionado límite se sitúa en 70 millones de euros por siniestro, si concurren daños corporales en el mismo, independientemente del número de víctimas, y en 15 millones de euros por siniestro, para daños de carácter material.

De hecho, hasta la entrada en vigor de la V Directiva Europea de Autos (1 de enero de 2008), el límite de las indemnizaciones por siniestro asumidas por el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil se encontraba en 350.000 euros, si se  trataba de daños corporales, y en 100.000 euros, si los daños eran materiales, por lo que en muchas ocasiones el Seguro Voluntario de Responsabilidad Civil (hasta ese momento, contar con esta garantía era poco menos que obligatorio) tenía que hacerse cargo de las cantidades que excedían los límites máximos exigidos por la ley.

Por otra parte y a pesar de que pueda parecer evidente, en ningún caso, esta modalidad de seguro cubrirá los daños propios ocasionados a la moto, ni los perjuicios sufridos por el conductor de la misma, cuando éste haya sido el causante del accidente; al respecto, conviene tener presente que si cubrirá los daños ocasionados al ocupante de la moto que conduce la persona que ha causado el accidente.

¿Cuándo el Seguro Obligatorio no cubre los daños a terceros?

Ahora bien, aunque el objetivo fundamental del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil de moto (motocicletas, escúteres y ciclomotores) es cubrir los daños causados a terceras personas (ya sean de carácter corporal o material) como consecuencia de un accidente, en la normativa española vigente al respecto se contemplan situaciones en las que el Seguro Obligatorio no tendrá que hacerse cargo de los mencionados daños a terceros.

Al respecto, debido a que en muchas ocasiones las indemnizaciones que tiene que soportar el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil de moto son muy elevadas, es habitual que las entidades aseguradoras que operan en este segmento tengan que enfrentarse a los constantes intentos de fraude de sus asegurados. Por lo que, para tratar de evitar este tipo de circunstancias, la ley recoge varias excepciones en las que esta garantía no cubrirá los daños a terceros. En este sentido, el Seguro Obligatorio no tendrá que hacerse cargo de los daños materiales ocasionados a bienes de los que sea titular el propietario de la moto, el tomador del seguro o el conductor de la misma, así como de los provocados al patrimonio de sus cónyuges y familiares hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad. Sin embargo, si los daños ocasionados son de carácter corporal (físicos), el Seguro Obligatorio si los cubrirá, ya que se presupone que nadie va a causar daño a un familiar de manera deliberada.

El Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil tampoco tendrá que hacer frente a las indemnizaciones derivadas de los daños provocados a terceras personas como consecuencia de un accidente cuando la moto haya sido robada. Si se diera esta situación, el causante del siniestro sería el encargado de responder económicamente ante la ley, salvo en el caso de que fuera insolvente; coyuntura en la que esta responsabilidad recaería en el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Lo mismo ocurriría en el caso de que el conductor de la moto asegurada provocara un accidente bajo la influencia del alcohol o las drogas.

Asimismo, el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil no tendrá que hacerse cargo de los daños ocasionados por la moto cuando éstos sean causados de manera intencionada, excepto en el caso que hayan sido provocados con el propósito de evitar un mal mayor. Por último, el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil tampoco dará cobertura a terceros en caso de siniestro cuando en la sentencia judicial se recoja alguno de las siguientes situaciones: que el conductor sea asalariado del propietario, que no sea alcohólico o toxicómano habitual o que, por insolvencia, sea declarado responsable civil subsidiario el tomador del seguro. Por lo que, el asegurador no podrá oponer ninguna otra exclusión frente al perjudicado de la cobertura, se encuentre pactada o no, distinta de las mencionadas anteriormente.

Otras circunstancias a tener en cuenta

Pero además de al circular, una moto (motocicletas, escúteres y ciclomotores) también puede causar daños a terceros estando estacionada, ya sea en la calle o en un garaje. ¿Qué ocurre en estos casos? ¿Cubre el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil de moto este tipo de situaciones? Pues bien, con base en la normativa vigente al respecto, el Seguro Obligatorio cubre los daños a terceros ocasionados como consecuencia de la conducción de una moto, sin tener en cuenta qué ocurre si el siniestro se desencadena estando aparcada. Por lo que, ante este escenario en concreto, la jurisprudencia se convierte en una herramienta fundamental. De hecho, resulta apropiado señalar que la jurisprudencia al respecto ha ido evolucionando y diversas sentencias contemplan, por ejemplo, los daños ocasionados por el incendio de un coche que estaba aparcado como un acto propio de la circulación, por lo que estarían cubiertos por el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil del vehículo que ha ocasionado el siniestro.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.