Hero banner

Ayuda

¿Qué ocurre si no se paga la prima de un seguro de Moto?

El retraso en el pago de la prima, o el impago definitivo, del seguro puede suponer graves inconvenientes para el asegurado, especialmente si sufre algún siniestro en ese periodo de tiempo.

Lo más importante es que, salvo pacto en contrario, si por culpa del tomador del seguro la primera prima no ha sido pagada, la compañía aseguradora tiene derecho a resolver el contrato y quedaría liberada de su obligación. Esto significa para el asegurado quedarse sin cobertura. En caso de sufrir un accidente el usuario del seguro impagado tiene que responder con su propio patrimonio ante las posibles lesiones y daños que pudieran ocasionarse por el accidente.

Si el impago afecta a una de las primas siguiente del seguro, la cobertura por parte de la compañía aseguradora queda suspendida un mes después de su vencimiento.

Si la compañía de seguros no reclama el pago de la prima impagada dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la póliza se entiende que el contrato ha quedado extinguido.

Si el contrato no hubiera sido resuelto o extinguido, la cobertura vuelve a tener efecto a las 24 horas del día en que el tomador pagó su prima de seguro, pero nunca tendrán cobertura los posibles siniestros que pudieran haberse producido durante el tiempo que el seguro estuvo en suspenso por impago.

Por otro lado, si además de no pagar el seguro se sigue utilizando el vehículo, el conductor incurrirá en la ilegalidad de circular sin el seguro obligatorio de Responsabilidad Civil, lo que puede suponer una multa de hasta 3.000 euros.

La ley obliga a tener un seguro para poder circular con una moto o ciclomotor por las carreteras. El seguro mínimo exigido por la ley es aquel que incluye una cobertura de Responsabilidad Civil obligatoria. Las pólizas para Moto y las de ciclomotor presentan otras coberturas que incluyen otras garantías como la Responsabilidad Civil voluntaria, asistencia en carretera, robo e incendio y la defensa jurídica.

Las coberturas, con carácter general, de una póliza de Motos a Terceros básico cubre:

  • Los daños causados con la moto a otras personas o a sus bienes, si el conductor es el culpable del siniestro.
  • La asistencia por avería o accidente a la motocicleta y a las personas que viajen en ella.
  • Los daños personales (fallecimiento, lesiones físicas y asistencia sanitaria) del conductor por accidente.
  • Los gastos de defensa jurídica si los afectados por el accidente reclaman daños al conductor
  • Los gastos de defenas jurídica de reclamación si el conductor tiene que reclamar daños a terceras personas en un accidente
  • Además, este seguro se puede ampliar con algunas garantías adicionales.

Según dicta el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, que aprueba la Ley sobre la Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos a motor, todo propietario de un vehículo a motor cuyo estacionamiento habitual esté en España tiene la obligación de estar asegurado.

Si se cumplen estos requisitos, un propietario de moto o ciclomotor debe cumplir la norma cuando:

  • El vehículo tiene matrícula española.
  • Es un tipo de moto o ciclomotor para el que no existe matrícula, pero lleva un distintivo análogo a la matrícula o una placa que han sido expedidos en España.
  • Es un tipo de vehículo para el que no existe matrícula, placa o signo distintivo pero el domicilio del usuario está en España.
  • Cuando se trata de una moto o ciclomotor importada desde otro Estado miembro del Espacio Económico Europeo, durante un período máximo de 30 días, a contar desde que el comprador aceptó la entrega del vehículo, aunque éste no ostente matrícula española.

Un ciclomotor tiene menos de 50cc, no puede pasar de 45 km/h y no puede conducirse por autovías y autopistas. Una motocicleta tiene una cilindrada de más de 50cc y existen distintos tipos.

Las consecuencias del impago

Como es obligatorio tener un seguro de Moto, el impago o un retraso en el abono de la prima de la póliza es abonarse a tener graves problemas, sobre todo si se sufre algún siniestro en ese periodo de tiempo.

Existen varias consecuencias:

  • Salvo pacto en contrario, si por culpa del tomador el primer pago de la prima de la póliza no ha sido pagado a la compañía de seguros, ésta tiene derecho a resolver el contrato y quedaría liberada de su obligación. Esto se traduce en que en caso de tener un siniestro el afectado estaría desprovisto de cobertura, por lo que tendría que responder con su propio patrimonio ante las posibles lesiones y daños que pudieran ocasionarse por el accidente.
  • Si el impago afecta a una de las primas siguientes, la cobertura del tomador queda suspendida un mes después de su vencimiento. Y si la compañía aseguradora no reclama el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima se entiende que el contrato ha quedado extinguido.
  • Si el contrato no hubiera sido resuelto o extinguido, la cobertura vuelve a tener efecto a las 24 horas del día en que el tomador pago su prima del seguro, pero nunca tendrán cobertura los posibles siniestros que pudieran haberse producido durante el tiempo que la póliza estuvo en suspenso al estar impagada.
  • Si además de no estar al corriente de pago del seguro se sigue utilizando el vehículo, el afectado incurre en la ilegalidad de circular sin el seguro obligatorio de Responsabilidad Civil, lo que puede conllevar una multa de hasta 3.000 euros.

La aseguradora está obligada a conceder un mes de gracia a quien no pague. Durante este mes seguirás teniendo cobertura. Durante los seis meses siguientes al vencimiento de la prima, la compañía tiene derecho a reclamar que se pague lo que le deben, aunque lo habitual es que la aseguradora no haga nada y considere terminado tu seguro.

Eso supone que tardar más de un mes en pagar deja sin cobertura, aunque con 5 meses de plazo para pagar y recuperar el seguro.

Vivir inseguro tiene riesgos. Al mismo tiermpo, vivir sin seguro tiene consecuencias, sobre todo en caso de un accidente.

Antes de caer en el impago del seguro, es recomendable hablar con la compañía de seguros para tratar de buscar una solución al problema. Es mucho mejor que circular sin seguro con la moto.