Hero banner

Ayuda

¿Qué seguro contratar para una moto nueva?

Si acabas de adquirir una moto nueva y quieres saber las claves para contratar el seguro de moto  que mejor se adapta a ti, aquí te lo contamos todo.

Las motos se han convertido en los últimos años en uno de los medios de transporte más anhelados para aquellos que desean, sobre todo, moverse por la ciudad con la certeza de que aparcar no se convertirá en una odisea. Además, su precio de compra es menor que el de un coche por lo que son una gran opción para quien no puede permitirse o no desea hacer un gran desembolso para su vehículo. 

Así como con cualquier otro vehículo, lo primero que debemos hacer cuando tenemos una moto nueva es hacer una comparativa de seguros y contratar el que cumpla con nuestros criterios en base a su precio, coberturas y prestaciones. Es importante saber que es completamente ilegal circular sin, al menos, el seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio en una moto. No seguir esta norma tiene una sanción que va de los 1.000 a los 1.250 euros en función del permiso requerido. En el caso de no estar circulando con ella, pero sí tener aparcada en la calle una moto sin seguro, las sanciones también suponen un importante desembolso.

Como veíamos antes, cualquier seguro de moto evitará estas multas siendo el más básico el denominado Seguro Obligatorio. Esta modalidad es la que comúnmente se conoce como “terceros básico” dado que cubrirá, de manera principal, los gastos producidos a terceras personas pero no los daños propios que puedan sufrir la moto.

No obstante, tratándose de una moto que acabas de adquirir, lo más habitual es que prefieras asegurarla añadiendo otras coberturas tales como robo, incendio, todo riesgo con o sin franquicia, asistencia en carretera, protección jurídica, etc…

¿Cómo escoger el mejor seguro para una moto nueva?

Lo primero que tu seguro de moto debe cubrir es la Responsabilidad Civil, puesto que como veíamos es la cobertura obligatoria para circular o estacionar en la vía pública. 

A partir de ahí existe un sinfín de garantías que podemos añadir al seguro para hacerlo más personalizado y adaptarlo a nuestras inquietudes y necesidades.

El tipo de motocicleta que sea, el uso que se le va a dar, la experiencia del conductor, la edad del conductor, la siniestralidad previa del conductor con otros vehículos, la localidad del asegurado, contar con garaje o dejarla en la vía pública, las garantías contratadas y las sumas aseguradas, etc… son principalmente los factores que harán variar el precio del seguro.

¿Qué modalidades y coberturas se pueden elegir para un seguro de moto?

Principalmente, podemos diferenciar tres tipos de seguros de moto en función de su cobertura: 

  • En primer lugar, encontramos los seguros con cobertura a terceros básico. Antes veíamos que se trata de la cobertura obligatoria por ley. Es la que va a cubrir los daños causados a terceras personas, así sean daños materiales o personales que se deban al uso o la circulación de la moto. La cobertura que se encarga de ello es la Responsabilidad Civil. También es habitual que cuenten con otras coberturas tales como defensa jurídica, daños al conductor y la asistencia en carretera.
  • Añadiendo coberturas a la modalidad anterior pasamos a hablar del seguro a terceros ampliado o terceros con robo e incendio. En este tipo de seguro contamos con todo lo que cuenta el terceros básico añadiendo la cobertura de robo, la de incendio o ambas al mismo tiempo. Estas pueden cubrir de forma parcial o total la propia moto asegurada en caso de siniestro dado que, en la mayoría de las ocasiones, existe la opción de añadir la cobertura por pérdida total. Al contar con daños propios es importante diferenciar que algunas aseguradoras proponen que los primeros años el asegurado pueda recibir el valor de mercado de la moto, en caso de siniestro total, mientras que otras trabajan exclusivamente con el valor venal. Si hablamos de una moto nueva, contar con la garantía de que, durante los primeros años, podamos recuperar la inversión que hicimos en la moto si sucede un siniestro total puede resultar de lo más interesante. En los seguros de moto sí es frecuente encontrar que la cobertura a terceros ampliado pueda ser contratada con franquicia (normalmente en referencia a las  coberturas de robo e incendio) con una cantidad cerrada estipulada en el contrato o con un porcentaje del daño acontecido.
  • Y, por último, nos encontramos con los seguros a todo riesgo. Un tipo de seguro que cubre también los daños propios, además de los daños a terceros, en caso de siniestro. Se trata de la alternativa más costosa, pero al mismo tiempo la más completa. En caso de asegurar una moto nueva se posiciona como la opción más interesante puesto que nos permite tener protección sobre prácticamente cualquier cosa que le ocurra a la moto así sea culpa del asegurado o de una tercera persona tanto que reconozca el accidente como un daño que nos encontremos en el vehículo. Una vez más, existe la opción de tener un todo riesgo con franquicia. Este tendrá un importe inicial menor y será el asegurado quien abone la cantidad o el porcentaje estipulado en póliza cuando necesite hacer uso del seguro. También en este tipo de seguros encontraremos muchas coberturas adicionales que, normalmente, se pueden añadir o prescindir de ellas en función de las necesidades específicas que tenga cada asegurado.

En definitiva, para una moto nueva, lo mejor sería descartar la opción de hacer un seguro básico puesto que no cubrirá ningún daño que sufra la propia moto. A menos que por motivos económicos no se pueda destinar más dinero a proteger el vehículo, lo más recomendable es contar con coberturas que nos garanticen no perder el dinero invertido en la moto y mucho menos los primeros años cuando su valor sigue siendo muy alto. 

Una buena solución es asegurar los primeros años con una modalidad más amplia, aunque también resulte más cara y, cuando el valor de la moto haya disminuido por el uso y el simple paso de los años, cambiar la cobertura a una modalidad más básica que se ajuste a las necesidades de moto y conductor en todo momento.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento