Hero banner

Ayuda

Si mi moto está asegurada, ¿la puede conducir cualquier persona a quien yo autorice?

En España, en el artículo 2 del Real Decreto 8/2004 de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, se establece la obligación de asegurar cualquier vehículo de tracción a motor (entre los que ser incluyen los ciclomotores y las motocicletas) una vez haya sido matriculado. Al respecto, también resulta conveniente conocer que la obligación de contratar el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil para el ciclomotor o la motocicleta recae en su propietario, como en particular se recoge en la mencionada norma: “Todo propietario de vehículos a motor que tengan su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro para cada vehículo del que se sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil. No obstante, el propietario quedará relevado de tal obligación cuando el seguro sea concertado por cualquier persona que tenga interés en el aseguramiento, quien deberá expresar el concepto en que contrata”.

Por lo tanto, al ser un requisito de carácter obligatorio para cualquier propietario de un vehículo de dos ruedas en España, el hecho de no suscribir y mantener en vigor el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil para el ciclomotor o la motocicleta en cuestión puede acarrear a su titular una serie de consecuencias, entre las que se encuentran las sanciones administrativas (que pueden imponer las autoridades de tráfico), que ascienden a 1.000 euros, en el caso de los ciclomotores, y a 1.250 euros, en el de las motocicletas. Sin duda alguna, estas consecuencias tomarán otros tintes, que podrían llegar a ser muy graves, en el caso de estar implicado en un accidente sin estar en posesión o no tener en vigor el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil; ya que este seguro tiene como principal cometido dar cobertura a los daños provocados a terceras personas, tanto de carácter corporal (físicos) como de índole material (en su patrimonio), como resultado de la utilización del ciclomotor o la motocicleta en cuestión, por lo que conductor y propietario serán los encargados de hacer frente al coste de las indemnizaciones derivadas del siniestro.

¿Puede conducir mi moto cualquier persona?

Desde el momento en el que el propietario del ciclomotor o la motocicleta, u otra persona en su defecto, suscribe para el vehículo de dos ruedas el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil, éste ya puede circular conforme a lo exigido por la normativa española vigente al respecto. Pero, ante la cuestión planteada inicialmente, no son pocos los propietarios de este tipo de vehículos que no tienen claro si otra persona, autorizada por el mismo, puede conducir su moto estando cubierto por el seguro. Pues bien, son varias las particularidades que deben ser aclaradas al respecto con relación al componente asegurador.

En primer lugar, no está de más conocer que ciclomotores y motocicletas suelen ser vehículos, por norma general, de carácter personal, por lo que no se suelen prestar; según varios estudios de entidades especialistas en el sector, los vehículos de dos ruedas de menor cilindrada, como ciclomotores y escúteres, tienden a ser prestados con mucha mayor frecuencia que las motocicletas de mayor cilindrada. Dicho esto, también conviene tener presente que, en España, un gran número de entidades aseguradoras, cuando se trata de suscribir el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil para un vehículo de dos ruedas, lo hacen de manera nominal. Es decir, exigen que propietario, conductor (o asegurado) y tomador del seguro sean la misma persona; aunque también puede darse el caso, por ejemplo, cuando un padre suscribe un seguro (tomador del seguro) para la moto de su hijo (conductor y propietario), que estas figuras no coincidan.

Aun así, si se tiene pensado permitir que otra persona conduzca la moto de la que se es propietario, habrá que leer cada póliza de seguro en particular para comprobar si contempla esta circunstancia, y si lo hace, en qué condiciones. Así, por una parte, hay que tener en cuenta que entre las variables que las aseguradoras tienen en cuenta a la hora de calcular la prima en función del riesgo al que se exponen están los datos del conductor: edad, años de antigüedad… Por lo tanto, si el conductor al que se autoriza no cuenta con los requisitos bajo los que ha contratado la póliza, las compañías considerarían al usuario en cuestión como un conductor agravado desde el punto de vista asegurador. De hecho, en caso de que el mencionado conductor sufriera un accidente en el que fuera responsable de los hechos sucedidos y, por lo tanto, de los daños causados  como consecuencia del siniestro a terceras personas, la aseguradora en primera instancia se haría cargo del coste de las indemnizaciones previstas, aunque a continuación podría repetir contra el propietario y el conductor y reclamarles el importe de las mismas, en su totalidad o en parte de ella. Por ello, si se tiene pensado prestar la moto a un hijo, por ejemplo, esa circunstancia deberá estar recogida expresamente en la póliza de seguro; por lo que, se recomienda incluir en la póliza de seguro a cualquier persona que vaya a hacer uso del vehículo, aunque sea de manera ocasional. Asimismo, en el caso de prestar la moto a un conductor que reúna como mínimo las características del conductor asegurado, se deberá estar completamente seguro de ello, ya que en el caso se sufrir un accidente la entidad aseguradora podría alegar que el riesgo al que ha estado expuesta ha sido mayor y así tratar de evitar hacerse cargo del siniestro en su totalidad. Por otra parte, el mencionado conductor también puede verse involucrado en un accidente pero sin ser responsable de los hechos. En ese caso, la entidad aseguradora no podrá oponer nada y deberá dar reporte a la reclamación de daños; eso sí, una vez resuelto el siniestro, podría oponerse a renovar esa póliza de seguro en particular.

Por último, el propietario de un vehículo de dos ruedas también está expuesto a que éste le sea sustraído y que el ladrón sufra un accidente mientras lo conduce. En ese caso, por una parte, según se establece en la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, el seguro obligatorio cubre lo que se consideran como “hechos de la circulación”, por lo que excluye la utilización del mismo como instrumento para cometer delitos dolosos contra personas y bienes, salvo los que constituyen un delito contra la seguridad vial. Por lo tanto, en caso de ser el causante el accidente, el ladrón será quien tenga que hacerse cargo del coste de las indemnizaciones; de este modo, en casos como el descrito, el propietario de la moto no tendrá que hacer frente a las mencionadas indemnizaciones. Pero, al respecto, también conviene mencionar que hay sentencias judiciales que consideran como hecho de la circulación un accidente con un vehículo robado, en las que se estima, a fin de cuentas, que alguien que roba una moto no quiere tener un accidente con ella, por lo el componente de dolo no tendría efecto y el seguro obligatorio tendría que hacerse cargo de las pertinentes indemnizaciones, aunque como es lógico repetiría contra el ladrón.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

OBTENER PRESUPUESTO Y CONTRATAR

¿Quién es responsable del tratamiento de tus datos personales?

▪ CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS, CORREDURÍA DE SEGUROS, S.A., GRUPO DE SEGUROS EL CORTE INGLÉS (Sociedad Unipersonal) Inscrita en la DGSyFP con Nº J0200 / Concertado Seguro de Responsabilidad Civil y Capacidad Financiera, según legislación vigente. Existencia de vínculo estrecho con Seguros El Corte Inglés, Vida, Pensiones y Reaseguros, S.A.U.

▪ N.I.F.: A-28128189

▪ Domicilio social: C/  Hermosilla 112, 28009 - Madrid

▪ Domicilio oficina principal: C/ Princesa 47,  28008 - Madrid

▪ Datos registrales: Registro Mercantil de Madrid: Tomo 945, Folio 1, Inscripción 32, Hoja M – 18707.

Representante de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS: delegado.protecciondatos@seguroseci.es

¿Con qué finalidad recabamos tus datos personales?

Facilitarte un presupuesto del seguro o servicio solicitado según los datos que has indicado, así como, en su caso, llevar a cabo la contratación del seguro o servicio solicitado.

¿Por cuánto tiempo almacenamos tu información personal?

Tus datos serán conservados mientras dure la actividad y una vez finalizada se conservarán durante el tiempo legalmente establecido.

¿Cuál es la legitimación que tenemos para realizar su tratamiento?

La legitimación para el tratamiento viene determinada por tu consentimiento, que ha sido prestado y recabado a través de la solicitud que has realizado en nuestra web. En caso de que realices una contratación, la legitimación para el tratamiento de tus datos será la ejecución del contrato.

¿A quién podemos comunicar tu información personal?

Se podrán comunicar los datos facilitados por el cliente para realizar la tarificación o contratación del seguro o servicio, así como a las Administraciones Públicas que lo requieran en virtud de disposición legal.

¿Cómo puedes ejercer tus derechos?

Tienes derecho a obtener el acceso a tu información personal, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar la supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines para los que fueron recogidos.

En determinadas circunstancias, y por motivos relacionados con tu situación particular, podrás oponerte al tratamiento de tus datos. Tu información personal dejará de tratarse para aquellas finalidades respecto de las que hayas manifestado tu oposición. De igual forma puedes ejercer el derecho de limitación del tratamiento de tu información personal, solicitándonos la conservación de la misma.

En determinadas circunstancias, podrás solicitar la portabilidad de tus datos a otro responsable de tratamiento.

Podrás ejercer tus derechos sin coste alguno, recibiendo una respuesta en los plazos establecidos por la legislación vigente en materia de protección de datos. Puedes elegir entre los siguientes medios:

-          Solicitud escrita y firmada dirigida a Centro de Seguros y Servicios, Correduría de Seguros, S.A.U., Grupo de Seguros El Corte Inglés en la C/ Princesa, nº 47, 28008 - Madrid (Servicio de Atención al Cliente), debiendo adjuntar copia del documento que acredite tu identidad, así como su dirección de correo electrónico, si dispones de ella.

-          Solicitud a la dirección de correo electrónico: atcliente@cess.elcorteingles.com, adjuntando fotocopia y/o copia escaneada del documento que acredite tu identidad.

-          Llamando al teléfono 91 266 87 56, Servicio de Atención al Cliente de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS.

Puedes presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, especialmente cuando no estés satisfecho con la respuesta al ejercicio de sus derechos. Para más detalle, puedes consultar la web www.agpd.es

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.