Cuando tienes alquilada o comprada una casa o local uno de los recibos que más temes su llegada es el de la luz. Tanto de día como de noche la luz eléctrica se utiliza sin pensar, y esto se traduce inconscientemente en la disminución de dinero en tu cuenta.

Además del dineral que te vas a gastar, el consumo irresponsable de luz eléctrica genera muchos problemas como el cambio climático. Por estas dos razones te proponemos una serie de gestos que te harán ahorrar hasta un 20% de energía en el transcurso de un año.

1.Aísla tu casa

Es fundamental para el ahorro que controles las posibles fugas de aire, por ejemplo, en las ventanas y puertas para que no se vaya la energía. Si el escape no es muy grande puedes intentar solucionarlo con una pistola de silicona o masilla.

2. Cambiar las bombillas tradicionales

Aunque las bombillas de Led son más caras, si lo que quieres es ahorrar a largo plazo deberías hacer un pequeño cambio en tus bombillas. Las lámparas halógenas utilizan 10 veces más electricidad que las bombillas de bajo consumo. La ‘vida’ media de una bombilla led pueden ser alrededor de 10.000 horas.

3.El sencillo gesto de desenchufar

Siempre que sea posible, apaga todo aquello que consuma energía cuando no lo estés usando. Por ejemplo, la pantalla del ordenador, el televisor, etc. Este sencillo gesto te ahorrará mucho dinero.

4.Decora tu casa

Mejor dicho, forra tu casa. Durante el invierno, colocar cortinas y alfombras en tu casa elimina los puntos fríos. Esto puede suponer un ahorro de hasta un 25% en la factura de la calefacción.

5.Apaga las luces

Procura que cuando vayas pasando por el pasillo tu imaginación no se evada únicamente a atravesar la pasarela de OT, sino que te asegures de apagar las luces que no son necesarias. Siempre que salgas de una habitación y se quede vacía, déjala a oscuras.