Para muchos, septiembre es el inicio del año y no enero. Es momento de nuevos propósitos y de hacer balance de los últimos meses. Como cada año, seguro que en vacaciones te has gastado más de lo que tenías previsto y ahora te arrepientes un poco. Pues bien, en la inmensa mayoría de los casos, esto se debe a la falta de planificación. ¡Ni más ni menos!

Si durante todo el año somos conscientes de que en verano nos gusta estar fuera de casa, al menos, durante dos semanas, ¿por qué no vamos ahorrando durante los 12 meses previos? Será un dinero con el que no contarás durante el año pero que, llegado el momento, te hará inmensamente feliz.

Además, no te darás cuenta de que estás apartando un pequeño % de tu sueldo. Sobre todo, si sigues el método de ahorro de los 50 céntimos. ¿Cómo? ¡Te lo contamos!

Se trata de un método muy sencillo con el que te acostumbrarás a ahorrar poco a poco cantidades que no tienen una excesiva importancia y que, si lo cumples a rajatabla, pasado un año tendrás 668€ guardaditos para gastar en tus vacaciones.

Si el año se divide en 53 semanas, empezamos…

  • Semana 1: 0,50cnt
  • Semana 2: 1€
  • Semana 3: 1,50€
  • Semana 4: 2€
  • Semana 5: 2,5€

Es decir, cada semana meteremos en una hucha 50 céntimos más que la semana anterior. La semana 52 será la más dura, tendrás que poner 26€ pero… las vacaciones ya estarán cerca y eso te animará a hacerlo.

Si crees que es poco y quieres invitar a toda tu familia, puedes hacerlo igual, pero con un euro, es decir, la primera semana 1€, luego 2…