El café, esa bebida llena de cafeína que muchos adoramos beber, se ha convertido en una costumbre para tomar nada más levantarnos, disfrutar en los ratos libres, e incluso para socializar.

La cuestión es que actualmente, una taza de café tiene un coste que, si lo sumamos todos los días, a final de mes, se nota en nuestros bolsillos.

Por ello, te proponemos unos consejos para que ahorres a la hora de consumir esta bebida.

1.Comprar cápsulas compatibles

La moda de las cafeteras de cápsulas ha llegado a convertirse en todo en negocio para los fabricantes de capsulas de plástico de usar y tirar. Cada vez son más los amantes del café que por comodidad usan este tipo de cafeteras. Una forma de ahorrar dinero, respecto al café, podría ser la compra de cápsulas compatibles de marca blanca.

2.Tomar café en casa

Aunque no es lo mismo, intenta tomar las tazas de café en casa. Tomar esta bebida se ha convertido en un acto social, muchas veces por compromiso. Aprende a decir no si de verdad no te apetece.

3.Llévate un termo de café

¡Qué no te de pereza! Prepara un termo de café en casa y llévatelo cuando salgas para que puedas tomarte un rico café en cualquier momento.

4.Compara precios

Investiga y aprende a comparar. Calidad – precio de todas las marcas, a veces pagas la marca del café y no el producto en sí.

5.Invierte en una cafetera automática

¡Atrévete a decir adiós a las cápsulas! Aunque si que es verdad que las cafeteras automáticas tienen un precio inicial más caro, a la larga se convierte en una buena inversión. Mientras una cápsula nos puede costar alrededor de 0,30 céntimos, un café de grano molino puede salir por menos de 0,06 céntimos.

6.Fidelízate

Hazte socio de la marca de café que más te gusta. De esta forma podrás enterarte de las últimas promociones, ofertas y descuentos.

¡Ahorra consumiendo café!