¡No te lo pierdas! La inversión de la que hablamos puede oscilar de 0,5cnt a 3€. ¡De risa!  ¿Por qué? Sólo tienes que comprar una buena hucha y, con lo de “buena”, queremos decir que sea imposible abrirla fácilmente. ¡Qué sea a prueba de bombas!

Este método consiste básicamente en la creación de un hábito que, aunque al principio sea costoso y veamos que es demasiado dinero lo que apartamos, pasadas unas semanas estaremos acostumbrados y ya no nos supondrá esfuerzo alguno. La mente se acoplará a vivir con una cantidad de dinero señal diferente a la habitual y además, serás más consciente de la cantidad de gastos hormiga (bastante tontos) que sueles tener a la semana. ¡Gastar por gastar ya no será tu hobby! Elige un lunes para comenzar el plan, ahora entenderás por qué.

Se trata de meter en la hucha un dinero semanal de menos a más. Las pautas a seguir son las siguientes:

  • Lunes: ahorra 1€
  • Martes: ahorra 2€
  • Miércoles: ahorra 3€
  • Jueves: ahorra 4€
  • Viernes_ ahorra 5€
  • Sábado_ ahorra 6€
  • Domingo: ahorra 7€
  • Lunes siguiente: vuelta a empezar, ahorra 1€

El fin de semana es la parte que más esfuerzo requiere, pero, al final de la semana, habrás conseguido ahorrar, casi sin darte cuenta, 28€ que, multiplicados por 4 dan un total de 112€ al mes. ¡Hablamos de 1.344€ al año! Un buen colchón para tus vacaciones o simplemente para tener ahorros.

Otra opción es la de apartar semanalmente el dinero correspondiente en tu cuenta bancaria o, nada más cobrar el sueldo transferirte una cantidad fija a otra cuenta propia para que así no caigas en la tentación de gastarlo. Puedes guardar directamente los 112€ pero, si creas la rutina, cuando quieras ahorrar más no te costará tanto esfuerzo. ¿Y si el segundo año subimos un euro más cada día?

¡Ahorrar nos da tranquilidad!