14 cosas que cubre el seguro de hogar y no sabemos

Hay un montón de cosas que el seguro de hogar puede cubrir, pero en el momento de la verdad, ni reparamos en ello. Hoy te contamos unas cuantas que seguro no sabías. Trucos del Hogar

Cuando empiezas a pensar en contratar un seguro de hogar, porque abandonas al fin la casa de tus padres, porque empiezas una nueva vida con tu pareja o porque has comprado una segunda casa y necesitas protegerla también,  es muy importante buscar información sobre las diferentes compañías, comparar lo que te ofrecen y una vez decidido, revisar con atención la póliza por si en el último momento ves algo que no te convence del todo y estás a tiempo de rectificar, buscando otra aseguradora u otro tipo de coberturas dentro de esa misma compañía. 

Un seguro de hogar cubre situaciones que ni siquiera estamos cerca de imaginar

Con la seguridad de conocer al detalle la que llamamos letra pequeña, queremos contarte lo que podrías encontrarte cubierto en tu seguro de hogar, dependiendo de la modalidad y la compañía que hayas elegido, para que si alguna de estas coberturas te interesa especialmente, puedas comentárselo al profesional que te esté ayudando con la contratación de tu seguro.

A lo mejor, alguna te sorprende, porque tratándose de un seguro de hogar, hay cosas que no están precisamente dentro de casa… 

Es fundamental que el seguro de tu casa se adapte a ti y contenga las coberturas que vas a utilizar y no otras que quizá no tengan nada que ver con tu estilo de casa o con el tipo de vivienda que estás asegurando. A lo mejor, lees alguna de las que enumeramos y caes en la cuenta de que es justo lo que estabas buscando, así que empecemos.

Cosas que puede cubrir un seguro de hogar

Hay un considerable listado de cosas que un seguro de hogar puede cubrir y no sabemos.

¿Qué puede cubrir un seguro de hogar?

Debajo se enumeran cosas, hechos o situaciones que puede que no hayas pensado o te sorprendan, pero que sí están cubiertas generalmente por un seguro de hogar.

Protección digital de menores

Si tienes hijos y te preocupa que puedan acceder a contenidos no aptos a través de una pantalla, puedes buscar un seguro que contemple algún tipo de protección o de servicio con el acceso a medios digitales. 

Asistencia y ayuda informática

Si crees que los ordenadores no son tus mejores amigos y siempre te dan la lata, busca en tu seguro de hogar este tipo de asistencia. Si no consigues que funcione internet o tu ordenador hace cosas raras, esta cobertura de tu póliza te hará la vida más fácil. Y si teletrabajas, más.

Borrado de la huella digital

Es ese caminito de “migas de pan” que, como Pulgarcito, vamos dejando cuando usamos las redes sociales o internet. Este rastro puede originar un daño en tu reputación, en tu imagen, o de índole económica, así que mira si tu seguro puede encargarse de borrar esta huella digital.

Pérdida de llaves o reposición de cerraduras

Si tu cerradura se atasca, funciona tan mal que temes quedarte encerrado en casa (o no poder entrar) o te roban, esta cobertura puede venirte muy bien. Dependiendo de la póliza de hogar contratada, la garantía de asistencia de cerrajería incluye desde el envío de un cerrajero a incluso el cambio de cerradura.

Anular tus tarjetas de crédito/débito

Si pierdes la tarjeta o te vas dejando el móvil en cualquier lado, existe en algunos seguros una opción por la que te pueden bloquear el teléfono perdido o las tarjetas en caso necesario.

Hurto o robo fuera de tu casa

Esto es algo que no todos saben, pero lo cierto es que hay bastantes seguros de hogar que cubren un robo fuera de casa. Eso sí, necesariamente tiene que constar en tu póliza (Condiciones Generales del Seguro) así como el límite del importe que te cubrirán en caso de siniestro (Condiciones Particulares de Seguro).

Cosas que cubre un seguro de hogar y no sabías

Además, es obligatorio aportar una denuncia que hayas presentado en la Policía o Guardia Civil donde se detalle concretamente lo que te han robado. En cuanto al hurto, es menos común que esté cubierto así que pregunta si tu seguro lo incluye. 

Servicio de manitas

Si nunca encuentras el momento de hacer esas pequeñas labores de bricolaje o realmente eres el “patoso” de tu grupo de amigos, muchos seguros ponen a disposición de sus asegurados este servicio por el que se puede solicitar la asistencia de uno de sus profesionales colaboradores para que vengan por ejemplo a cambiar un grifo, a colgar una lámpara o unas cortinas, a montar un mueble, etc. Normalmente, este servicio tiene un número máximo de intervenciones y horas de trabajo al año (el alcance y limitaciones, dependerá de cada aseguradora en particular).

Comida estropeada en la nevera

Si por una avería en la electricidad de tu casa se te echa a perder la comida que guardabas en el frigorífico, hay una garantía por la que el seguro podría cubrir (hasta el límite reflejado en Condiciones Particulares) los alimentos estropeados. Como norma general, te pedirán que aportes pruebas como, por ejemplo, los tickets del súper, así que, si eres de los que los tiras, mejor empieza a guardarlos. 

Orientación médica y/o psicológica

Puede ser que tu seguro de hogar cubra este tipo de servicio, como Hogar Plus de Allianz, servicio de asistencia telefónica, las 24 horas del día, los 365 días del año, a través de la cual el asegurado pueda realizar sus consultas y recibir la prestación de orientación médica.

OVE (objetos de valor especial)

Esta cobertura se refiere a bienes como pinturas, antigüedades, tapices, colecciones u obras de arte que puedas tener en tu casa, pero ¡cuidado! Para tener cobertura por estos bienes debes solicitarla y declararlos en la solicitud de seguro. Consejo: Antes de contratar, verifica con tu Aseguradora o tu mediador qué consideran como OVE, hasta qué límite estaría cubierto de producirse un siniestro y cómo debes valorarlo. 

Enfermedad fuera de casa

Si has salido de viaje y te pones enfermo, el seguro de hogar podría ayudarte con los gastos médicos (sometidos a límite) que te veas obligado a afrontar. Eso sí, lo habitual es que debas pagar las facturas y luego aportarlas a tu seguro, junto con los informes médicos, para que, si cuentas con esta garantía entre las incluidas en tu póliza, procedan al reembolso de los gastos soportados. 

Placas solares

Si tu casa ya cuenta con ellas, puedes incluirlas en tu seguro para que estén cubiertas ante un incendio, rotura de cristales o robo, en general, las placas solares se consideran parte del continente al ser una instalación fija para la producción de electricidad para la vivienda, por tanto, deberás tenerlo en cuenta a la hora de declarar los capitales de continente y de contenido. 

Replantar jardines y arboledas

Si tienes un terreno ajardinado y hay árboles, tu seguro de hogar podría cubrir su reposición si por algún fenómeno climático adverso incluido en la póliza se estropea, rompe o cae alguno de ellos. Si por mala suerte, al caerse derrumba parte de alguna construcción, también podría incluir la retirada de los escombros. Con el paso de Filomena por nuestro país, muchos fueron los que utilizaron esta garantía que ofrece su póliza; asegúrate de contar con ella… por lo que pudiera pasar.

Testamento online

Algunas pólizas de hogar contemplan la garantía de testamento online, a través de la cual y dependiendo de la entidad aseguradora en concreto, puedes obtener orientación y asesoramiento jurídico telefónico o presencial sobre las diversas formas en las que puedes disponer de tus bienes tras tu fallecimiento, incluso algunas ofrecen la posibilidad de redacción del testamento.

5 cosas que no cubre el seguro de hogar

En el lado opuesto, también hay cosas que puede que pensemos que el seguro cubre y en cambio, no lo están.

No está cubierto por el seguro de hogar…

Lee con atención para no caer en el error de reclamar un daño a tu compañía que vayan a rechazar porque no sea objeto de cobertura en tu póliza.

Los daños causados por tu mascota si es un PPP

Cuando tenemos mascota, la solemos incluir en la póliza de nuestro seguro de hogar, de manera que quede cubierta la Responsabilidad Civil por los perjuicios que pueda provocar a terceros. Pero ten cuidado si tu perro es de los considerados como razas potencialmente peligrosas, porque estará excluido y tendrás que contratar un seguro específico para él.

Los siniestros causados por no mantener correctamente tus instalaciones

Si no tienes bien cuidadas tus instalaciones y sufren daños, la aseguradora puede rehusar legalmente el siniestro ya que es tu obligación procurar que lo que compone tu hogar esté siempre en buen estado, de manera que se evite en la medida de lo posible que se produzca un siniestro.

Incendios provocados por cigarrillos mal apagados

Si miras a fondo las coberturas de tu póliza, comprobarás que no todos los incendios están dentro de las garantías. Las aseguradoras incluso se refieren a los producidos por colillas mal apagadas como accidentes de fumadores, porque siendo accidentales, se deben a una negligencia por parte del usuario, al no asegurarse de apagar bien un cigarrillo, dejarlo encendido en lugares peligrosos, fumar en camas o sofás, etc.

Daños que se puedan producir en uno de tus bienes si está en el exterior de la casa

Dejando aparte los muebles de jardines y terrazas -que evidentemente se sitúan fuera de los muros de la casa-, si te dejas fuera parte del contenido de tu hogar, aunque tu idea sea dejarlos protegidos, dejan de estar cubiertos por tu seguro de hogar.

Así que, ya sabes, comprueba la letra pequeña de tu póliza de seguros porque puedes descubrir garantías que no sabías. Y si hay alguna que te interesa y no figura en el seguro que tienes ahora, habla con nuestros asesores para añadirla o plantear un cambio de póliza cuando sea el momento.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS