Si eres una de esas personas afortunadas a las que les ha tocado la lotería en Navidad, o en otro tipo de sorteo, seguramente te surgirá una duda sobre donde debes invertir tu dinero. Sobre todo, teniendo en cuenta, que muchas personas que han sido agraciadas con un gran premio, han acabado arruinándose.

De hecho, según afirma el Fondo Nacional para la Educación Financiera en Estados Unidos, el 70% de los ganadores de un premio de lotería lo perderá todo en tan solo 5 años.

A esta duda, se le une otra más, que son las relativas a qué cantidad se lleva Hacienda del premio, si puedes cobrar el premio en la administración donde compraste el billete o cuál es la inversión que más te conviene en este momento.

Antes de precipitarte en gastarlo todo de golpe o dejar tu trabajo, es importante que resuelvas algunas dudas de cómo tienes que invertir la lotería, y sepas algunos consejos de inversión a medio y largo plazo.

Cómo cobrar un décimo premiado

Una vez has verificado que eres uno de los ganadores de un décimo de lotería quizás te surja la duda de donde debes cobrar el boleto premiado. En primer lugar, tienes tres meses de plazo para cobrar los décimos premiados. En este punto se plantean varias situaciones:

  • Si el premio es inferior a 3.000 euros, se puede proceder al cobro del mismo en cualquier administración de lotería.
  • Si la cantidad premiada es igual o superior a 3.000 euros, puedes proceder a su cobro en alguna de las entidades financieras autorizadas, o bien en las delegaciones territoriales de Loterías y Apuestas del Estado.

Para cobrar, no es necesario que seas cliente de la entidad bancaria, sólo necesitas presentar el décimo premiado y tu DNI para que se pueda realizar la entrega del cheque con la cantidad del premio. En caso de que el décimo pertenezca a varias personas, deberán presentarse los documentos identificativos de todos ellos.

En que invierto el premio

Una vez cobrada la lotería, un buen consejo es que te dejes asesorar por personas expertas que te ayuden a decidir qué hacer con el dinero. Primeramente, debes hacer un análisis de tu situación patrimonial y tus necesidades de liquidez a corto, medio y largo plazo, además del riesgo que quieres asumir.

Lo normal, será que te recomienden cubrir primero tus necesidades inmediatas, vamos “tapar agujeros”, aunque también puedes darte algún capricho. Hacer un viaje soñado, comprar un capricho que tenías en mente... y una vez que hayas acabado, entonces es el momento de decidir en qué quieres hacer tu inversión. Si no sabes que hacer, entonces, te proponemos una serie de opciones para que inviertas con cabeza la cantidad premiada:

Salda tu hipoteca o un préstamo

Si tienes intención de amortizar un préstamo o la hipoteca de tu casa con la cantidad que has ganado con la lotería, es importante que antes de lanzarte a la piscina, valores si te compensa hacerlo. Antes de nada, consulta si sería una buena estrategia porque tal y como recomiendan desde la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera (EFPA España), cancelar la deuda será buen idea económicamente hablando siempre que el coste, es decir, el tipo de interés, sea superior a la rentabilidad que nos daría otro activo financiero. Además, hay que valorar si hay costes por cancelación anticipada o si vas a perder algún tipo de desgravaciones fiscales, como en el caso de una hipoteca sobre una vivienda habitual.

Hacer un plan de pensiones o de jubilación

Una de las opciones para invertir tu dinero es destinarlo al ahorro de cara a la jubilación y los planes de pensiones o de jubilación son buenas alternativas. Ten en cuenta que no son el mismo producto financiero, los primeros son menos líquidos y los segundos ofrecen una rentabilidad inferior. También difieren en su fiscalidad, con el plan de pensiones tendrás deducciones en la Declaración de la Renta por las aportaciones que hagas, y en el de jubilación no.

Mete el dinero en un fondo de inversión

Un fondo de inversión, es un producto que engloba las aportaciones de diversos ahorradores, que ceden a gestores profesionales la toma de decisiones sobre la inversión de su patrimonio.

La inversión se realiza de forma conjunta en los activos que el equipo gestor considera adecuados para obtener la mejor rentabilidad posible y en función de una estrategia de inversión definida previamente. Si buscas una de estas opciones, en el Departamento de Ahorro e Inversión de El Corte Inglés estamos a tu disposición para presentar los productos que mejor se adaptan a tus intereses.

Invierte en deuda pública

Si quieres invertir el dinero del premio, pero tienes un perfil más conservador, quizás te interese optar por la deuda pública. Hay diferentes tipos: letras del tesoro, bonos y obligaciones.

  1. Las Letras del Tesoro son las emisiones de deuda a corto plazo con vencimientos de 3, 6, 9 y 12 meses;
  2. los Bonos del Estado están indicados para inversiones a medio y largo plazo, con vencimientos a 3 y 5 años;
  3. las Obligaciones del Estado están orientadas a inversiones a largo plazo (vencimientos a 10, 15 y 30 años).

Bonos y acciones

Otro tipo de inversión son los bonos y las acciones. Los bonos, son la compra de deuda de una empresa o entidad emisora, pueden ser interesantes para quienes no les guste el riesgo y están orientados al medio o largo plazo. Por otro lado, las acciones, que son la compra de participaciones de una compañía, están recomendadas para personas con un perfil inversor más agresivo. Ten en cuenta que si optas por esta segunda opción, no sabrás la rentabilidad que obtendrás hasta que no vendas los títulos, mientras que en los bonos el interés está fijado previamente.