El blog de los seguros de El Corte Inglés

Qué son los fondos de inversión garantizados

Qué son los fondos de inversión garantizados Ahorro

Los fondos de inversión garantizados, tal y como su nombre indica, son aquellos que garantizan que en un determinado periodo de tiempo, se conservará de la totalidad o parte del capital invertido. Asimismo, en algunos casos se ofrece también una cierta rentabilidad asegurada.

Este es un producto que los bancos suelen ofrecer a sus clientes y que en muchas ocasiones, los propios contratantes desconocen su funcionamiento.

Tipos de fondos de inversión

Según el objetivo de rentabilidad que se garantiza pueden distinguirse dos tipos de fondos de inversión garantizados:

  1. Garantizados de rendimiento fijo: en este tipo no sólo aseguran la conservación del capital inicial en la fecha de vencimiento de la garantía, sino que también garantizan una rentabilidad fija y predeterminada, que vendrá indicada en el folleto en términos de interés anual, TAE. Es decir, es un tipo de fondo más conservador.
  2. Garantizados de rendimiento variable: en este otro tipo sólo aseguran la inversión inicial que viene determinada en la fecha de vencimiento de la garantía. Igualmente ofrecen la posibilidad de obtener una rentabilidad vinculada al comportamiento de diversos activos financieros o índices -de acuerdo con fórmulas de cálculo más o menos complejas-. Eso sí, es importante que el inversor tenga en cuenta que, si la evolución de los instrumentos subyacentes no es la esperada, es más que probable que no obtenga rentabilidad alguna. Por este motivo, este tipo de fondo es más riesgoso para cliente.

Qué hago cuando vence la garantía

Lo primero que tienes que tener muy en cuenta es que el partícipe (cliente) debe de estar atento a la fecha de vencimiento de la garantía. Está vendrá indicada en el folleto del fondo, como ya hemos comentado y en la información periódica que se le remite. En ese momento, el cliente deberá valorar la situación y decidir qué le conviene hacer.

En algunos casos, llegado el punto de vencimiento de la garantía, estos productos establecen o inician un nuevo período garantizado que incluye cambios significativos en su naturaleza y características. En otros, el fondo puede reconvertirse y dejar de Por otro lado también es posible que el fondo, una vez vencida su garantía sea absorbido mediante un proceso de fusión por otro fondo.

Opciones de los inversores

Una vez haya llegado la fecha de vencimiento el partícipe puede tomar 3 decisiones:

  • No aceptar las nuevas condiciones: en este caso el partícipe debe ejercer el derecho de separación, el cual le permite recuperar su inversión o traspasarla a otro fondo sin tener soportar comisiones de reembolso durante un periodo de tiempo limitado, que suele ser de un mes, como mínimo, y que vendrá detallado en la carta facilitada por la entidad.
  • Permanecer como partícipe en el fondo: en esta opción no se exige actuación alguna, ya que si el inversor no ordena el reembolso durante el plazo de que dispone para separarse, la entidad sobreentiende que está conforme con las nuevas características, o en su caso con las características del fondo absorbente, y que desea mantener su inversión en el fondo. A partir de ese momento el partícipe quedará sujeto a las nuevas condiciones, entre las cuales puede incluirse, por ejemplo, la aplicación de comisiones por reembolso. Por eso, aunque el cliente esté interesado en seguir conviene que revise las nuevas condiciones, no vaya a ser que se vea sometido a comisiones indeseadas.
  • Renovar en un nuevo fondo con objetivo de rentabilidad, que podrá ser garantizado o no.

Datos importantes que debes tener en cuenta en este tipo fondos

Lo primero que tienes que saber antes de contratar este tipo de producto es que en general los fondos garantizados no aseguran la inversión en todo momento, sino sólo en una fecha determinada: la de vencimiento de la garantía.

De hecho, no todos aseguran la obtención de rendimientos, por eso antes de invertir, compruebe si el fondo de inversión garantizado ofrece una rentabilidad fija y segura o sólo garantiza la inversión inicial.

Si finalmente se opta por invertir en un fondo garantizado, es conveniente que inviertas durante el período de comercialización, y si se desea reembolsar, lo mejor es hacerlo en el plazo previsto después del vencimiento de la garantía, o bien aprovechando los momentos sin comisión de reembolso, las denominadas ventanas de liquidez, a lo largo de la vida del producto.

Es importante que sepas que los fondos garantizados suelen cobrar elevadas comisiones por realizar suscripciones y reembolsos durante el período de garantía, con el fin de restringir la entrada y salida de partícipes, exceptuando en las ventanas de liquidez.

Eso sí, ten en cuenta que los reembolsos realizados en una ventana de liquidez no se benefician de la garantía, y aunque están exentos de comisión de reembolso, pueden acarrear pérdidas.

Sobre todo no te olvides de consultar el folleto informativo del producto para conocer el período de comercialización, la fecha de vencimiento de la garantía, el objetivo de rentabilidad, comisiones, ventana de liquidez, preavisos, etc. Es importante consultarlo tanto antes de realizar la inversión como después de que se tiene la condición de partícipe.

Por último recuerda que es importante revisar correctamente las comunicaciones que te remita la entidad sobre el vencimiento y condiciones de renovación de la garantía.

 

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.