Seguro cibernético para empresas

Con la rápida evolución de los últimos años, cada vez se depende más de la tecnología, y la ayuda que ofrece al desarrollo laboral es importantísima. ¿Y si trabajando se te estropea algo de repente, cómo sigues adelante? Hablamos de los seguros cibernéticos para empresas. Empresas

Habrás oído en más de una ocasión, sobre todo en los últimos tiempos, noticias de los ciberataques sufridos por empresas y particulares (aunque es cierto que estos últimos cuentan con menos interés mediático, a no ser que causen daños muy cuantiosos a cualquier nivel) y te preguntarás si eso podría pasarte a ti. 

Desgraciadamente, sí, podría. Tanto en la oficina desempeñando tu trabajo como en casa, en el ordenador o en el teléfono móvil donde guardas tus cosas más personales.

La importancia de la seguridad cibernética en las empresas

¿Te has parado a pensar los gastos que podría ocasionar una filtración de las cuentas de los clientes de tu empresa? ¿Has pensado alguna vez en el perjuicio económico y social que una mala gestión de las redes sociales y de los blogs de tu empresa te puede ocasionar? Todas estas situaciones han sido analizadas ya por empresas expertas en el sector, por lo que te presentamos un escenario que puede llevarte a decidir la contratación de un seguro cibernético.

Para que te vayas haciendo una idea, Kaspersky, firma dedicada al desarrollo de antivirus informáticos, estima en cerca de 34.000 euros la cantidad que ha de dedicarse a resolver un problema de seguridad cibernética en la empresa y en sus datos; en España, las pymes han sufrido ciberataques que les han supuesto desembolsos de entre 20.000 y 50.000 euros.

Además de unas medidas de seguridad mínimas, toda empresa debería contar con un seguro cibernético para minimizar los daños de un posible ciberataque

El ciberriesgo es un hecho al que cada día deben enfrentarse las empresas y a su calor crece la ciberseguridad, un campo que está en constante evolución, e intenta ir por delante para colocar así un escudo ante los potenciales ciberataques que nos acechan.

Además de unas medidas de seguridad mínimas, toda empresa debería contar con un seguro cibernético para minimizar los daños de un posible ciberataque

Como adelantábamos más arriba, en nuestra propia casa podemos vivir también situaciones parecidas; por eso, algunas aseguradoras ofrecen al usuario un abanico de seguros de hogar que contemplan la asistencia informática remota.

¿Cómo puede ayudar un seguro?

Para nuestra seguridad y la de nuestra familia, un seguro que cuente con coberturas relacionadas con la informática es algo muy a considerar cuando queremos comparar precios de seguros de hogar. 

Huelga decir que, si lo es para nuestra casa, cuán importante será si hablamos de una empresa, donde estamos mucho más expuestos a sufrir ciberataques, aunque solo sea por la cantidad de dispositivos que en ella existen.

Si tienes un seguro cibernético para tu empresa, podrás contar con una póliza que presente coberturas tanto ante riesgos generados desde el interior de la empresa, ya sea por un error humano o por un empleado malintencionado, así como ante riesgos procedentes del exterior de la empresa, como ataques digitales externos de todo tipo, ya sean denegación del servicio, la publicación de datos de terceros, o crímenes financieros, por los que se han vendido mercancías inexistentes o se han hecho transferencias fraudulentas.

Las coberturas contemplan la Responsabilidad Civil de la empresa, toda vez que estas quiebras informáticas hayan podido causar daños a terceros por la publicación de contenidos que hubieran sido confiados a la empresa, o daños por la pérdida de datos de carácter personal, tras el robo de un dispositivo.

Se contemplan, también, los gastos de defensa jurídica a los que hubiera que hacer frente por una denuncia interpuesta por un afectado, ya fuese por pérdidas económicas tras una suplantación de identidad responsabilidad de nuestra empresa, por ejemplo, o por sentir su dignidad lesionada tras una referencia insultante encontrada en uno de nuestros blogs.

A nivel interno, las coberturas deben contemplar también la reposición de los equipos afectados o su reparación, así como la reposición de la información afectada por un ataque, o la restitución de la imagen corporativa dañada tras la quiebra informática.

Las indemnizaciones que debemos buscar se basan en la cobertura de los gastos a los que haya que hacer frente como consecuencia del ataque informático. Si se han puesto en evidencia datos de terceros, la Agencia Española de Protección de Datos procederá a emitir la correspondiente multa, de la que podrá hacerse cargo el seguro que contratemos.

Otra cobertura a incluir es la que se encuentra bajo la denominación de “interrupción del negocio”. Toda vez que nos encontramos en el proceso de luchar contra una amenaza materializada en nuestros sistemas, lo más probable es que nos veamos obligados a paralizar la actividad de la empresa hasta que podamos volver con todas las garantías. Las pérdidas de beneficio causadas deben estar cubiertas por la póliza de seguros que contratemos.

Por último, las compañías aseguradoras también suelen incluir la asistencia, ya sea por vía telefónica o presencial, de expertos informáticos que repondrán la seguridad de nuestros sistemas y se asegurarán de que de nuevo la empresa se encuentre protegida frente a las amenazas informáticas.

Medidas de seguridad básicas que deberían tener todas las empresas

En la actualidad, toda empresa, por grande o pequeña que sea, está sujeta a riesgos informáticos que pueden poner en quiebra sus datos, dejándolos al descubierto, o usándolos de forma fraudulenta. En ocasiones son riesgos materializados en forma de virus, o en forma de denegación de acceso a servidores y servicios, paralizando de esta forma la actividad de la empresa. En otras ocasiones, pueden ser riesgos producidos desde el interior de la empresa, por descuido de sus empleados, o en ocasiones, por actos malintencionados de los mismos.

Para paliar las consecuencias de estos supuestos, cada vez son más las empresas que se deciden por la contratación de un seguro cibernético que les proteja de las pérdidas económicas causadas por este tipo de riesgos.

Las medidas mínimas de seguridad que deben tomar todos los integrantes de la empresa, a pesar de contar con un seguro, pasan por:

  • No facilitar nunca datos de acceso o contraseñas
  • Proteger todos los equipos con contraseñas y usar la doble autenticación cuando se pueda
  • Encriptar los dispositivos donde se guarde información empresarial
  • Usar servidores corporativos para almacenar los datos de la empresa
  • Actualizar los sistemas y contar con un buen antivirus
  • Hacer regularmente copias de seguridad
  • Establecer conexiones de manera segura mediante redes privadas virtuales o VPN
  • No usar jamás wifis públicas si no se tiene una VPN, utilizando la conexión del teléfono móvil o del dispositivo en cuestión.

Con todo, como siempre te recomendamos, no dudes en dedicar un tiempo a comparar entre los distintos seguros disponibles hasta localizar la póliza que mejor proteja tu empresa ante estos nuevos riesgos o la que mejor respuesta pueda darte una vez se materializase alguna de las amenazas referidas anteriormente.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS