¿Cuáles son los grandes electrodomésticos? Consejos para cuidarlos

Los electrodomésticos de gran tamaño tienen un papel fundamental en nuestros hogares. Hoy te contamos cuáles son y cómo cuidarlos. Trucos Hogar

Hoy en día, es habitual entrar en la cocina de cualquier hogar y encontrarla llena de electrodomésticos, pero ¿sabías que solo hace setenta años desde que el primer frigorífico llegó a España? El frigorífico está considerado como el primer gran electrodoméstico de la historia y fue inventado en el año 1876 por Charles Tellier; sin embargo, los primeros frigoríficos que llegaron a España no lo hicieron hasta el año 1952. En esa época tenían un precio muy elevado, y no fue hasta mucho más tarde cuando todas las familias empezaron a poder permitirse tener un frigorífico en su cocina.

Es curioso ver cómo cada vez es más frecuente que los electrodomésticos, que aparecieron hace relativamente poco en la historia, no se utilicen solo como una herramienta que nos facilita la vida, sino también como un elemento decorativo. Por este motivo cada vez hay más productos en el mercado para su mantenimiento y cuidado, incluso podemos encontrar seguros de hogar que cuentan con coberturas diseñadas para grandes y pequeños electrodomésticos.

Los frigoríficos, el lavavajillas, la cocina, la lavadora o la secadora, las estufas, los hornos, el aire acondicionado o los radiadores son algunos ejemplos de los considerados como grandes electrodomésticos; en definitiva, son los aparatos de gran tamaño.

Asegura tu gran electrodoméstico en El Corte Inglés Seguros

Hoy en día es habitual comprar un teléfono móvil y automáticamente, en el momento de la compra, contratar un seguro de móvil. Son dispositivos que usamos a diario, parte fundamental de nuestro día a día y por este motivo queremos que si les pasara algo estén totalmente cubiertos. 

Cuando compramos un electrodoméstico, aunque son una parte fundamental de nuestra vida cotidiana al igual que los teléfonos móviles, no suele ser tan habitual plantearse contratar un seguro específico para ellos. Este tipo de seguro nos serviría como medio de protección ante diferentes incidencias y averías que pudiera tener nuestro electrodoméstico.

A través de El Corte Inglés Seguros puedes asegurar tu gran electrodoméstico, siempre y cuando se trate de un artículo asegurable comprado en las tiendas de El Corte Inglés y su PVP mínimo sea de 195 euros. El Corte Inglés Seguros ofrece hasta 3 meses de seguro gratuitos y además, puedes ampliar esa duración para tenerlo asegurado otros 2 años y 9 meses más, y al contratar tu póliza de seguro puedes hacer un pago único o fraccionarlo, dependiendo del importe.

Tener tus electrodomésticos protegidos con un seguro hará que cualquier problema que puedan presentar, si está cubierto por el seguro, se solucione de la manera más rápida y sencilla posible. Recuerda que el mejor método para el cuidado y el mantenimiento de tus grandes electrodomésticos es la prevención. Aún así, queremos darte unas pistas para que los mantengas como el primer día.

Consejos para el cuidado de los electrodomésticos

Los electrodomésticos son aparatos que pueden llegar a funcionar mucho tiempo; la vida útil de los grandes electrodomésticos, habitualmente, ronda los 12 años así que es importante cuidarlos y fijarnos en el mantenimiento que requieran para que estén en perfectas condiciones e incluso podamos alargar la vida útil unos cuantos años más.

Lo más importante es leer las instrucciones de uso -lo ideal sería antes de ponerlo en funcionamiento- pero, si no lo hiciste cuando compraste el electrodoméstico y aún conservas las instrucciones, recuerda que ¡nunca es tarde!

La tarea más sencilla para el cuidado de tus electrodomésticos es elegir una buena ubicación (trata siempre de mantenerlos lejos de la humedad y del sol). Estos son dos factores que pueden causar graves daños a nuestro electrodoméstico; nunca los manipules con las manos húmedas, o pongas una planta encima ya que al regarla podría chorrear sobre el aparato.

Un buen mantenimiento es fundamental para el cuidado de nuestro electrodoméstico. En el manual de instrucciones vendrá reflejado cada cuanto hay que realizarle un mantenimiento. Dependiendo del tipo que sea, puede ser más sencillo o complejo y es posible que tengas que llamar a un profesional para que lo ponga a punto y aunque en el momento pueda parecer un gasto extra innecesario, a la larga verás que tus electrodomésticos se mantienen funcionando como el primer día.

También es importante no dudar en contratar a un profesional cuando nuestro electrodoméstico sufre una avería o empieza a presentar fallos. Si intentas repararlo por ti mismo, puedes causar una avería aún mayor y puede suponer que el coste de la reparación aumente. Puedes consultar con el seguro de hogar que tengas contratado si cubre la reparación del producto, ya que algunas pólizas de seguro incluyen este tipo de coberturas.

Sin duda alguna, la limpieza, es otro de los puntos más importantes para mantener tus electrodomésticos bien cuidados, ya sean grandes o pequeños. Si limpiamos regularmente nuestro electrodoméstico, nos aseguraremos que la zona de ventilación del mismo se mantenga despejada. En electrodomésticos como las secadoras o los aparatos de aire acondicionado es muy importante limpiar los filtros, de esta forma también estaremos mejorando el rendimiento del aparato.

Otra tarea de las más sencillas y de las más importantes para el cuidado de nuestros grandes electrodomésticos es comprobar periódicamente el estado del cableado: utilizar un enchufe defectuoso o tener un electrodoméstico con el cable pelado puede causar un cortocircuito. También es muy importante no tirar de los cables al desenchufarlos ya que esto puede dañar las conexiones internamente.

Seguros de hogar y los grandes electrodomésticos.

Debido a la importancia que han adquirido los electrodomésticos en los últimos años, cada vez es más habitual que las pólizas de seguros de hogar los incluyan dentro de sus coberturas. Los electrodomésticos están considerados como contenido de la vivienda al igual que el mobiliario, pero dependiendo del tipo de póliza contratada, los electrodomésticos pueden estar protegidos frente a una serie de riesgos mientras que ante otros pueden no estarlo.

En otras ocasiones, para que los electrodomésticos estén cubiertos tienen que haber sido declarados expresamente en la póliza de forma individual, dentro del apartado “Condiciones particulares” y, habitualmente, solo suelen estar cubiertos cuando, por una avería en la vivienda estos se han visto afectados; por ejemplo, si ocurriera un cortocircuito y nuestra lavadora hubiera dejado de funcionar por este motivo; también puede producirse una rotura en una tubería, que podría provocar una inundación en nuestra cocina dejando inutilizables varios de nuestros electrodomésticos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS