El blog de los seguros de El Corte Inglés

Receta para hacer crepes

Receta para hacer crepes Trucos hogar

Sabemos que desde que empezó el confinamiento te has vuelto cocinillas y estás aprovechando para aprender, mejorar y hacer nuevas recetas. Incluso los pequeños de la familia se están poniendo manos a la obra con ello.

Por eso, hoy te vamos a dejar una receta para que aprendas a hacer crepes en casa, además de algunas ideas de con que rellenarlas.

Origen de las crepes

Pero, antes de nada, te vamos a contar un poco del origen de esta riquísima receta.

Las crepes son originarias de la región de Bretaña, situada al oeste de Francia, donde también son denominadas en bretón krampouezh. Sobre su origen hay diversas teorías, una de ellas habla de un origen napoleónico, que dice que fueron creadas por uno de los cocineros de Napoleón para romper con la rutina culinaria que le aburría.

Pero la versión que tiene mayor veracidad parece ser la de Henri Charpentier, el cual se atribuye a sí mismo la autoría del plato. Charpentier trabajaba como camarero en el restaurante Café de París de Montecarlo en el año 1895. Se había formado como cocinero a las órdenes de Escoffier y tuvo el honor de servir las mesas de la reina Victoria, la emperatriz Isabel de Austria, Sarah Bernhardt, J.P. Morgan y James Gordon Bennet.

Este plato actualmente es consumido a diario en toda Francia, especialmente en el día de la fiesta de la Candelaria, que tradicionalmente se sirven acompañados de sidra. En la región de Bretaña se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal y que generalmente se reservan para los dulces y las galettes elaboradas con trigo sarraceno (o alforfón), para los rellenos salados.

Receta

INGREDIENTES:

  • 150 g de harina
  • 250 ml de leche
  • 2 huevos
  • 50 g de mantequilla o bien una cucharada sopera de aceite de oliva.
  • 5 g de azúcar
  • una pizca de sal
  • una cucharadita de mantequilla

PREPARACIÓN:

Si vas a utilizar mantequilla en vez de aceite de oliva empieza por fundir la mantequilla. La forma más fácil es introducirla en el microondas durante unos 30 segundos, pero también puedes hacerlo al baño maría.

En un vaso de batidora incorpora la mantequilla fundida –o en su defecto el aceite de oliva), la leche y los huevos. A continuación, añade el azúcar, la sal y la harina.

Bate bien los ingredientes hasta que te quede una mezcla sin grumos y bastante liquida. Vigila que tenga cierta consistencia porque si has añadido demasiada leche se evaporará al cocinarla.

Unta una sartén plana y grande la cuchara de mantequilla o bien con un chorrito de aceite de oliva y ponla a fuego medio.

Deja caer un poco de la masa y procura que se reparta bien por toda la sartén. Calcula la cantidad que echas en función de la circunferencia de la sartén para que no queden demasiado gruesas.

Vigila la oblea, porque cuando empiece a cuajarse, tienes que darle la vuelta con ayuda de una espátula –en el mercado puedes encontrar este utensilio específico para ello- y cocinar por el otro lado.

Repite este paso hasta que agotes toda la mezcla.

¡Y listas para comer!

 

Para rellenarlas puedes hacerlas dulces o saladas. Si vas a hacerlas saladas no eches el azúcar, y si vas a hacer de las dos, ponle sólo la sal.

Puedes hacerlas saladas de: queso brie con jamón serrano, de jamón york y lonchas de queso, de gambas salteadas…

En cuanto a las dulces, puedes poner nata montada, cacao en polvo, crema de cacao, azúcar y canela, una bola de helado con sirope de chocolate, fresas, plátanos, kiwi…

Lo que más te apetezca, tu eres el chef.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.