El 1 de julio del 2016 se cumplieron diez años desde que se implantó el sistema del carné por puntos en España, el cual, según la Dirección General de Tráfico, ha ayudado a que el número de fallecidos en accidentes de tráfico se haya reducido un 62%.

3 de cada 4 conductores mantienen intactos sus puntos del carné.

Según María Seguí, Directora General de Tráfico, en la reducción de ese 62% en el número de fallecidos por accidente, ha contribuido en un 14% el sistema de carné por puntos.

Según datos del Centro de Investigación Sociológica, más de la mitad de los españoles, un 62%, consideran bueno el sistema del carné por puntos. Esto pone de manifiesto la enorme eficacia que el sistema ha tenido y de la cual, la ciudadanía es consciente. Según María Seguí, pocas medidas tienen tanto impacto positivo como la ha tenido el carné por puntos.

El sistema del carné por puntos influye en el autocontrol de los conductores. Eso queda reflejado en datos como que tan sólo el 1% de los conductores, ha llegado a agotar todos sus puntos y por lo tanto, la vigencia de su carné en estos diez años en los que ha estado implantado este sistema.

Si hablamos de la pérdida de algún punto por cometer algún tipo de infracción, el porcentaje sube. Un 25% del total de los conductores perdieron algún punto del carné por alguna infracción cometida, y unos quinientos mil conductores han tenido que asistir a cursos para poder recuperar los puntos del carné perdidos.

Siete millones y medio de conductores han sido sancionados con la pérdida de algún punto del carné, cinco millones han sufrido la pérdida de puntos tan sólo una vez, mientras que dos millones y medio han sido reincidentes. De cada diez pérdidas totales de todos los puntos del carné, en nueve de esas ocasiones, el conductor ha resultado ser un hombre, y sólo una vez ha sido una mujer la que se encontraba al volante.

Aunque tres de cada cuatro conductores mantienen sus puntos de carné intactos, sin duda un buen dato, las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico proponen que sus testimonios se tengan más en cuenta a la hora de poder conseguir el carné de conducir. Muchas víctimas consideran una buena idea que sea obligatorio oír en las autoescuelas testimonios de personas afectadas en accidentes, así como que el Estado priorice la seguridad vial entre sus objetivos.