Aunque aparentemente parece una tontería, colocar el equipaje en el maletero tiene más importancia de lo que piensas.

Una buena distribución y orden de las maletas, no genera un desequilibrio o descompensación en el vehículo.

Por ello, es importante recordar una serie de trucos para organizar el maletero de manera segura y eficiente, evitando golpes a los ocupantes en caso de sufrir un accidente:

-Todos los objetos que queremos transportar tienen que estar en el maletero, incluso los menos pesados.

-Aunque tiene lógica, en ocasiones con las prisas no nos damos cuenta, pero debemos de poner los bultos más pesados debajo, en la zona más fuera del maletero. Mientras que las maletas más grandes y rígidas deberán ir colocadas al fondo. El resto de equipaje encima.

-Si es necesario, sujeta con redes o sujeciones la carga a los puntos de amarre.

-La bandeja trasera no es un maletero. Lo primero, no tiene ni la capacidad ni la fuerza para poner nada de peso encima, y lo segundo, es un verdadero peligro para el conductor. Le resta visión y, además, una frenada brusca puede golpear a los ocupantes.

-Si el maletero no es suficiente, utiliza una baca o cofre.

-Si en la parte trasera no hay ningún ocupante, abrocha los cinturones de seguridad para que sea más difícil que el equipaje del maletero invada el habitáculo.

-El coche varía si va más o menos cargado. Las bacas, al ir en el techo, elevan el centro de gravedad, haciendo que el vehículo sea más inestable. El mayor peso resta potencia e incrementa la distancia de frenado.