Viajar en coche puede producir mareos. Son muchas las personas que han sufrido alguna vez náuseas y vómitos viajando en automóvil.

Limpiar el vómito del coche es una de las cosas que menos te debe preocupar ante una situación así. Lo importante y primordial es que la persona que se ha sentido indispuesta, se recupere lo antes posible y podáis viajar con troda tranquilidad.

Limpiar la tapicería del coche y neutralizar el olor del vómito, lo podrás hacer de una forma sencilla. Con los siguientes consejos, que te vamos a ofrecer a continuación, comprobarás que, eliminar su rastro del todo, es posible.

  • Lo primero que debes hacer es ponerte unos guantes de goma para proteger tus manos y lograr que la limpieza sea los menos desagradable posible. Una mascarilla impedirá que respires el mal olor, que se desprende, al limpiar el vómito del coche.
  • Con papel absorbente retira, poco a poco, la capa más densa y voluminosa del vómito.
  • Una vez eliminado el grueso del vómito, comprobarás que éste ha dejado una mancha húmeda en el lugar donde ha caído.
  • Elabora una mezcla compuesta en su mitad por agua y en su otra mitad por vinagre.
  • Moja una bayeta en la mezcla mencionada en el punto anterior y repasa la zona manchada con ella.
  • Después, aclara la zona pasando un paño humedecido sólo con agua.
  • Cuando hayas limpiado la mancha, espolvorea bicarbonato de sodio encima del cerco húmedo. Este elemento secará la humedad y absorberá los olores. Deja que el producto actúe hasta que la mancha de humedad se seque. Mientras, puedes abrir las ventanillas para que el coche se ventile.
  • Una vez secada la mancha, aspira los restos de bicarbonato.
  • Coloca algunas cáscaras de cítricos en tarros, situados en lugares estratégicos del coche, a modo de ambientadores. Los cítricos son potentes absorbentes de malos olores.

Aunque sabemos que no es agradable, procura limpiar el vómito del coche, lo antes posible. No dejes que te venza la pereza y no alargues ese momento de comenzar la limpieza, pues la mancha se puede secar y resultará más difícil de eliminar. Es un proceso que no te llevará mucho tiempo y que no supondrá un gran esfuerzo. Tu coche quedará como nuevo y el olor en su interior volverá a ser agradable.

Artículo patrocinado por Fénix Directo