Los denominados vehículos prioritarios, son aquellos relacionados con las Administraciones Públicas como, Emergencias, Defensor del Pueblo o Congreso de los Diputados, así como Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Desde julio de 2018, todos los vehículos que tenían luces o distintivos amarillos, tienen un plazo de dos años para cambiarse a la luz azul con el objetivo de unificar distinción y ponérselo más fácil a la ciudadanía.  Estos son los que, hasta ahora, habían lucido luces amarillas:

Otros que también pertenecen al grupo pero que todos asociamos ya con las luces azules son:

  • Vehículos de policía
  • Guardia Civil

¿Qué debemos hacer cuando se nos hacer que un vehículo prioritario? A menudo, debido a sus velocidades, hacemos lo primero que nos sale para que pase lo antes posible, pero, si tenemos claro qué debemos hacer lo interiorizaremos y nuestro acto, contribuirá a que todo salga bien. Por ejemplo, dejar paso a una ambulancia que viene a toda prisa:

  • Policía o Guardia Civil: continuar con la trayectoria reduciendo suavemente la velocidad.
  • Bomberos: no asustarnos por la intensidad de volumen de su alarma, igual que en el caso anterior, debemos conducir con normalidad, pero reduciendo un poco la marcha.
  • Ambulancias: si es necesario hágase a un lado, (derecho o izquierdo) para facilitarle el paso, señaliza el desplazamiento con los intermitentes y no pierda de vista los espejos retrovisores para comprobar que los conductores de atrás están realizando lo mismo y evitar posibles alcances o choques.
  • Emergencias ante un accidente: seguir siempre las indicaciones de los agentes de turno o personal que haya en lugar de los hechos. Si todavía no lo hay, tu obligación es la de llamar lo antes posible a un teléfono de ayuda tipo 112.

Ante todo, debes tener un buen seguro de coche que te proteja a ti y a todos los de tu alrededor.