Madrid Central, tiene como objetivo final el de eliminar la excesiva circulación de automóviles, camionetas y motocicletas por la almendra central de Madrid. En los últimos meses, cada vez hay más propuestas y medidas relacionadas con este tema, pero, al parecer, ¡ahora va mucho más en serio!

Aunque con infinidad de detractores y defensores, está claro que el futuro de las ciudades (sea Madrid, París o Copenhague) pasa por reducir los niveles de tráfico dando prioridad a los peatones. ¿Nos acostumbraremos? ¡seguro que sí!

Esto nos recuerda un poco al gran debate y furor que causó la Ley Anti Tabaco, ahora, inclusive los fumadores la defienden, ¡es bien para todos!

  • Lo primero que tienes que hacer es conseguir las etiquetas medioambientales de la DGT. Se adquieren en correos y serán las encargadas de señalizar la categoría a la que pertenece tu vehículo.
  • Estas restricciones solo afectan a los NO residentes, es decir, a aquellos que vivamos fuera del centro. Y los límites están marcados por las calles:
    •  Alberto Aguilera
    • Carranza
    • Sagasta
    • Génova
    • Paseo de Recoletos
    • Paseo del Prado
    • Ronda de Atocha
    • Ronda de Valencia
    • Ronda de Toledo
    • Gran Vía de San Francisco
    • calle Bailén
    • Plaza de España
    • Calle Princesa
    • Serrano Jover.
  • A diferencia de otras ciudades europeas que van a poner en marcha medidas similares, en Madrid se han incluidos vehículos eléctricos e híbridos en el etiquetado. ¡Bravo!
  • La normativa se ha puesto en marcha este pasado 30 de noviembre de 2018. ¡Comencemos a comprar abonos de transporte público si queremos ir al centro!

Hablando de coches, si estás pensando en cambiar de compañia, puedes calcular tu futura cuota aquí. Son dos minutos. 

¿Qué te parece esta medida? ¿Crees que nos beneficia ponernos a la altura de las principales capitales del mundo? Estamos seguros que será para bien, además, siempre nos quedará el transporte público.