Los nervios, las calles desconocidas la presión de tener a tu examinador observándote… Son muchos los factores que influyen a la hora de hacer el examen práctico para conseguir nuestra ansiada L, así que desde El Corte Inglés Seguros hemos pensado en darte unos cuantos consejos a tener en cuenta el día del examen.

  1. Cinturón, espejos, asiento… Antes de iniciar la marcha es importantísimo colocar los espejos retrovisores, el asiento y por supuesto, ¡el cinturón!
  2. Las maniobras, en orden. Retrovisor – señalización – maniobra. Este esquema te servirá en toda circunstancia, ¡no lo olvides!
  3. La temida señal de STOP. Debes detenerte completamente cuando encuentres una señal de STOP. Si no tienes suficiente visibilidad, adelanta un poquito y vuelve a pararte, eso sí, sin estorbar al resto de vehículos.
  4. El ceda el paso, la señal incomprendida. Y mal interpretada por muchos conductores: solo hay que pararse cuando vemos que vienen vehículos, eso sí, siempre conviene reducir la velocidad al acercarnos a ella.
  5. Mirar, mirar... Hay que estar atento a todo lo que sucede en la vía, sobre todo en intersecciones. Mira siempre a todos lados cuando entres en una.
  6. Y mirar. Comprueba retrovisores constantemente moviendo los ojos (sin girar la cabeza). Es esencial para aprobar.
  7. Respetar los pasos de cebra religiosamente es fundamental. Párate siempre que haya peatones con intención de cruzar.
  8. Controla la distancia delantera, trasera y lateral.
  9. Señaliza con tiempo… Pero no con demasiada antelación. Si ponemos un intermitente con mucho tiempo, por ejemplo, puede crear confusión al resto de vehículos.
  10. Las manos en su sitio. No cruces las manos al volante, no dejes la mano derecha en la palanca de cambios, no pongas el codo en la ventanilla… Las dos manos siempre al volante y a las diez y diez.

Si estás recibiendo clases prácticas ahora mismo, seguro que tu profesor ya te ha advertido de todos estos comportamientos puesto que son los errores más comunes que suelen cometer los alumnos al presentarse. Te deseamos muchísima suerte en el examen y recuerda contratar uno de nuestros seguros de coche cuando conduzcas el tuyo propio.