Con la llegada del frío, es habitual que aparezca hielo en el parabrisas del coche. No hay nada más molesto, sobre todo si vas con prisa, que montar por la mañana en tu vehículo y encontrar esa capa de hielo que nos resta visibilidad.

A continuación, te ofrecemos unos cuantos consejos para que sepas cómo quitar el hielo del parabrisas de forma rápida y sencilla. No sólo ganarás en seguridad durante la conducción, sino que además estarás evitando averías que se pueden generar con la aparición del frío:

La mejor manera de eliminar el hielo del parabrisas, es evitando que aparezca. En invierno, puedes cubrir la luna con una manta o un cartón. De esta forma tu coche estará más resguardado de las bajas temperaturas.

También puedes añadir un producto anticongelante en el depósito del agua de los limpiaparabrisas para evitar que esta se congele a bajas temperaturas. Este truco supondrá un seguro para el coche en los meses de más frío.

Si no has podido evitar la aparición de hielo en el parabrisas de tu coche, un método para eliminarlo consiste en rociar alcohol sobre el cristal. Este truco es eficaz si la capa de hielo no es demasiado gruesa. Lo que no debes hacer nunca es añadir el alcohol al depósito del agua de los limpiaparabrisas.

Uno de los métodos más utilizados por ser de los más rápidos para eliminar el hielo del parabrisas del coche es el de rascar la superficie congelada. Existen rascadores de goma en el mercado, destinados a este fin, que funcionan muy bien. En caso de que no poseas uno, puedes usar algún objeto plano y resistente, como por ejemplo una tarjeta de crédito o un carné de identidad.

Si no te apetece hacer esfuerzos para quitar el hielo del parabrisas, puedes dejar que lo elimine el propio coche. ¿Cómo? Enciende el motor, acciona la calefacción y dirige el aire hacia el cristal. En unos minutos el hielo comenzará a desaparecer.

Un último consejo para que sepas cómo quitar el hielo del parabrisas del coche es que uses productos anticongelantes que debes esparcir sobre el cristal congelado. Este método es efectivo, aunque deberás gastarte algo más de dinero que usando los trucos mencionados en los puntos anteriores.

Conduce seguro y no te la juegues en invierno. Ahora que ya sabes cómo, antes de ponerte en movimiento, elimina el hielo del parabrisas para que puedas tener una perfecta visión al volante.

Artículo patrocinado por Fénix Directo