Las rotondas son el lugar en el que suceden 7 de cada 100 accidentes en España. Los conductores creen conocer bien el comportamiento a seguir en estas intersecciones pero el 80% comete errores. Por lo tanto, ¿qué precauciones debemos tener al conducir en una rotonda?

Los datos de accidentabilidad reflejan que en España hay 33.978 accidentes al año en intersecciones, de los cuales el 20,16% tienen lugar en rotondas. Las cifras son todavía más preocupantes cuando hablamos de rotondas en carreteras interurbanas, con un 29,3%. Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial, ha lanzado el siguiente decálogo para evitar accidentes al conducir en una rotonda:

  • La preferencia en una rotonda es siempre de los vehículos que están dentro. Al entrar en ella siempre cederemos el paso.
  • Nunca tomes una salida de la rotonda desde el carril interior siempre debemos situarnos con antelación suficiente en el carril derecho.
  • La incorporación a la rotonda debe realizarse siempre en el carril de la derecha.
  • Si vas recto no utilices la rotonda como una intersección en cruz, es lo más peligroso. Nunca deben cruzarse carriles.
  • Si vamos a salir de una rotonda por la primera salida a la derecha o recto, nos situaremos preferentemente en el carril de la derecha. Si por el contrario vamos a salir por el carril de la izquierda o vamos realizar un giro de 360 grados (cambio de sentido) entraremos siempre por el carril de la derecha y nos incorporaremos al carril de la izquierda paulatinamente y volveremos a la derecha, también con precaución, para la salida.
  • El intermitente debemos accionarlo para indicar nuestra salida de la rotonda o para señalar nuestro cambio de carril dentro de la rotonda. No lo utilizaremos para indicar que seguimos recto o continuamos en la rotonda.
  • Si se circula por el carril derecho en una rotonda y vemos un vehículo que quiere incorporarse a ella no es obligatorio desplazarse al carril central o interior aunque en la medida de lo posible debemos facilitar la incorporación de otros vehículos.
  • En una calle con dos o más carriles debemos situarnos en el carril más apropiado a nuestra intención de circular. Si vamos a salir por la primera salida a la derecha nos situaremos en el carril más a la derecha, mientras que si salimos rectos o por la izquierda nos posicionaremos en un carril a la izquierda para ir tan pronto como nos sea posible al carril de la izquierda o interior de la glorieta.
  • Recuerda que en zonas urbanas las salidas y entradas en las rotondas suelen tener pasos de peatones y que pueden estar cruzando peatones que tienen preferencia.
  • Si vemos a un vehículo pesado o un autobús al conducir en una rotonda debemos pensar que necesitan más espacio para maniobrar y pueden requerir más espacio para salir o entrar en una rotonda.

Artículo patrocinado por Fénix Directo