El fabricante de automóviles y motocicletas alemán BMW se ha caracterizado por ser una marca de gama alta. Es uno de los líderes mundiales en ventas, y sus principales competidores son Audi, Lexus y Mercedes-Benz.

Desde que se fundó en 1916, BMW siempre ha sido fiel al estilo de su marca, pero la innovación y las nuevas tecnologías se han unido para crear automóviles de calidad orientados hacia el futuro.

Pero antes de los coches y las motos, ¿Sabías que BMW inició su andadura realizando motores de aviación?

Fue en 1928 cuando el fabricante alemán, en plena guerra, creó el primer coche de la firma.

Un Austin Seven fabricado bajo licencia que llevaba el nombre de Dixi 3/15 PS. Este primer modelo continuó actualizándose dando lugar a dos versiones diferentes. Incluso cambio su nombre primero por 3/15 DA - 1 y luego por 3/15 DA – 2.

Se trataba de un automóvil pequeño y atractivo que ayudó a BMW a salir adelante durante los difíciles años de la Depresión.

Las principales diferencias entre el BMW Dixi 3/15 DA-1, y el contemporáneo Austin Seven fueron la incorporación de los amortiguadores Bosch, la colocación de los controles del conductor en el lado izquierdo del vehículo y el uso de sujetadores métricos.

La velocidad máxima que alcanzaba era de 75km / h, una gran rapidez comparados con otros modelos de la época, podía acelerar de 8 a 40 km / h en apenas 10 segundos, y su consumo de combustible rondaba los 5,5 litros / 100 km.

Una auténtica joya para el mundo del motor.