Con la última reforma de la ley de Tráfico, que entró en vigor el día 9 de mayo del 2014, las sanciones por utilizar los detectores de radar han cambiado. Vamos a explicarte cómo se aplicaba la Ley antes de dicha reforma y qué es lo que ahora se permite y lo que no.

Lo primero que debes saber es que los detectores de radar e inhibidores de radar, a día de hoy, están prohibidos.

Antes de la última Reforma de la Ley de Tráfico, sólo se prohibía el uso de los inhibidores de radar, es decir, aquellos dispositivos que además de detectar los radares, interferían en su correcto funcionamiento, ya que conseguían una lectura incorrecta de la velocidad detectada a través de interferencias en su señal.

En la reforma de la Ley de Tráfico anterior a esta última, en el año 2009, se centró mucho la atención en sancionar el uso de inhibidores, pero se dejó un enorme vacío legal en cuanto al uso de detectores de radares no inhibidores. No especificaron que el uso de estos últimos era ilegal, por lo que se permitió su utilización hasta el 9 de Mayo del 2014, fecha en la que se ha vuelto a prohibir su uso.

Con la nueva reforma, ahora sí que existen sanciones por utilizar los detectores de radar:

  • Sanciones por utilizar los detectores de radar inhibidores: multas de 6.000 €.
  • Sanciones por utilizar los detectores de radar no inhibidores: 200 € y retirada de tres puntos del carné.

La prohibición es clara en ambos casos: “Queda expresamente prohibido usar detectores de radar, aparatos que rastrean mediante ondas la localización de los radares. Se mantiene también la prohibición de los inhibidores, que son los que pueden anular o modificar el funcionamiento de los radares”.

En el caso de los avisadores de radar, la Ley de Tráfico sí que es permisiva. Estos dispositivos funcionan como un GPS que dispone de una base de datos que señala la ubicación de los radares. Los avisadores de radar, no detectarían, por lo tanto, ningún nuevo radar instalado que no se encuentre en su base de datos o que se halle en movimiento.

Artículo patrocinado por Fénix Directo