Un uso correcto del espejo retrovisor de tu coche disminuirá el riesgo de sufrir algún accidente y, por tanto, aumentará tu seguridad frente al volante.

Los espejos retrovisores nos permiten ver todos los puntos que nosotros no alcanzamos a observar desde nuestro asiento. Es la única forma de saber lo que sucede a nuestro alrededor sin necesidad de girar la cabeza mientras conducimos.

Para realizar un uso correcto del espejo retrovisor de tu coche, debes seguir los siguientes pasos:

  • Limpia todos los espejos retrovisores del vehículo, tanto lo laterales externos, como el interior. Así te asegurarás una buena visibilidad.
  • Antes de poner el vehículo en movimiento, debes buscar la correcta posición de todos los espejos retrovisores, de manera que te permitan ver con claridad todos los puntos laterales y traseros sin necesidad de mover la espalda del respaldo del asiento del conductor. Debes colocarlos de tal forma que, tan sólo moviendo los ojos, alcances a ver todas las zonas que te rodean mientras conduces.
  • Una vez en movimiento, sin dejar de estar pendiente del camino y de los vehículos y señales que tienes delante de ti, debes controlar a través de los retrovisores todo lo que ocurre a tu alrededor. Mira a través de ellos con cierta frecuencia aunque no te muevas del carril.
  • Para realizar un uso correcto del espejo retrovisor de tu coche, cada vez que vayas a realizar un cambio de carril o un giro, debes asegurarte a través del retrovisor de que no entorpeces la circulación de los vehículos que se mueven detrás de ti así como los que circulan junto a tus laterales.
  • Cuando utilices la marcha atrás, debes controlar el movimiento de tu vehículo a través de los retrovisores para asegurarte de que no pones en peligro a ningún vehículo o peatón que se encuentre detrás de ti.

El uso correcto del espejo retrovisor de tu coche es uno de los principales pilares en lo que se refiere a materia de seguridad vial. Recuerda todos estos pasos a seguir cada vez que te dispongas a conducir. Debes hacerlo, no sólo por tu seguridad, sino por la del resto de personas que viajan contigo, así como por la del resto de conductores y peatones.

Artículo patrocinado por Fénix Directo

En El Corte Inglés Seguros consideramos que “tener un seguro no significa estar bien asegurado”